Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un estudio alerta del impacto negativo del AVE sobre las comunicaciones de la Costera

Acció Ecologista-Agró saca a relucir la reducción en la oferta de trenes desde Xàtiva con destino a Madrid. También critican el elevado impacto sobre la geografía del territorio, con episodios como el de la DANA en la Font de la Figuera

Un tren llega a la estación de Xàtiva, en una imagen de ayer por la tarde | PERALES IBORRA

Un tren llega a la estación de Xàtiva, en una imagen de ayer por la tarde | PERALES IBORRA

La construcción de las líneas de Alta Velocidad Española (AVE), lejos de suponer un impulso a la cohesión territorial como se espera de las grandes infraestructuras en comunicaciones, está aumentando la distancia entre las capitales y las comarcas, al menos en el caso de la Costera. Es la principal conclusión de un estudio de la agrupación comarcal de Acció Ecologista-Agró, con el que han puesto la lupa sobre los servicios ferroviarios de Xàtiva y otras estaciones del ámbito de influencia de la Costera, como Almansa. Así, en 2010, antes de la construcción del AVE, cuatro trenes diarios hacían el trayecto Xàtiva-Madrid como parte de la línea con València, una cifra que desde 2013 se ha visto reducida a tan solo un viaje al día.

Para Acció Ecologista-Agró, este fenómeno está «restando atractivo a las comarcas como lugar de residencia», al dificultar las comunicaciones del interior con las grandes capitales del país. «Un vecino de Xàtiva o de cualquier pueblo de la Costera que quiere ir a Madrid ha de viajar hasta València, para volver después hacia el oeste. Con el AVE, tardamos más y pagamos más para hacer este viaje», señalan. Desde Almansa, la estación de referencia para la Font de la Figuera, Moixent o Fontanars dels Alforins, los trayectos diarios se han reducido de dos a uno; en 2018, además, la estación manchega perdió la conexión con Barcelona, lo que obliga a realizar un transbordo en Madrid para llegar a la ciudad condal.

«El AVE supone un gasto económico y territorial enorme, que implica abandonar las inversiones en las líneas de cercanías y media distancia», añaden los ecologistas de Agró. La empresa estatal Adif realizó en noviembre del año pasado varias obras en la línea Xàtiva-Alcoi con una inversión global de 850.000 euros, si bien es cierto que las reivindicaciones de mejora de la línea —que llegan también desde Ontinyent— están lejos de verse cumplidas.

Sin tener en cuenta los efectos

Respecto al impacto territorial, Agró señalan que «la planificación sobre una infraestructura del coste y los efectos del AVE se habría de hacer teniendo en cuenta sus efectos sobre el territorio y unos estudios sólidos y serios. Pero, lamentablemente, no es así». En este sentido, resulta ilustrativo el caso de la Font de la Figuera, donde las deficiencias en la infraestructura ferroviaria acabaron agravando los daños de la DANA de septiembre de 2019, que en la localidad provocaron daños por valor de 5,5 millones de euros. A mediados de marzo de este año, Adif inició la licitación de un proyecto de obra para realizar las reparaciones aún pendientes y procurar una mejor protección del territorio frente a inundaciones. Un hecho que carga de razón a los detractores del AVE, sobre todo desde la perspectiva comarcal.

Compartir el artículo

stats