Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSOE de la Llosa censura la concesión por 14 años del pabellón

«Si el empresario tiene pérdidas, el pueblo las compensará»

Interior del pabellón de la Llosa, cuando fue inaugurado | PERALES IBORRA

Interior del pabellón de la Llosa, cuando fue inaugurado | PERALES IBORRA

El Ayuntamiento de la Llosa de Ranes aprobó en su pleno de la semana pasada, con los votos a favor del gobierno municipal del Partido Popular, la adjudicación de la gestión del pabellón deportivo y la piscina municipal a la empresa Gestió, Oci i Esport Global SL para los próximos catorce años, con opción a una prórroga por otro bienio. Una concesión a muy largo plazo, y que por ello ha soliviantado a la oposición del PSPV-PSOE. La normativa actual establece un plazo máximo de cinco años para este tipo de contratos, ampliables en caso de que la concesionaria haya de recuperar inversiones realizadas en la explotación de los servicios. «En una instalación como la que nos ocupa, con menos de tres años de vida, y totalmente equipada, ¿qué inversiones se van a llevar a cabo que necesiten catorce años para ser recuperadas?», hacen ver los concejales socialistas.

El pliego de cláusulas de la adjudicación para gestionar ambos servicios locales añadía una subvención anual de 36.000 euros para la empresa concesionaria, «para evitar el déficit económico de la actividad». El contrato final rebaja esta subvención a 27.000 € anuales —un total de 378.000 euros al cabo de los catorce años de contrato—, que cubrirán el pago de los suministros del pabellón y la piscina (luz, agua, combustible...). No obstante, el pliego de condiciones también añade que la adjudicataria tendrá «derecho a obtener compensaciones económicas que supongan el mantenimiento del equilibro económico de la concesión». «Si el empresario tiene pérdidas —valoran desde el PSPV-PSOE—, el pueblo las compensará, pero si tiene ganancias, nada se dice de su reparto».

El grupo local de la marca del puño y la rosa une la adjudicación de este nuevo contrato a una tendencia en la «privatización de las instalaciones y los servicios municipales» por parte del gobierno local del PP; asimismo, recuerdan que el pabellón municipal en discordia ya se construyó «en terrenos alquilados, contando con otros terrenos municipales donde podría haber sido construido», y sobre un espacio que cortaba «cualquier posibilidad de expansión del municipio hacia la parte baja», anotan desde el PSPV-PSOE. La polémica sigue rodeando al recinto ahora con un nuevo episodio.

Compartir el artículo

stats