Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las tres comarcas cierran la primavera con superávit de lluvias de casi el 60 %

Bocairent, con 258,4 litros por metro cuadrado, registró el noveno mayor índice de precipitación acumulada de toda la Comunitat Valenciana

Imagen de la nevada que tuvo lugar en Bocairent el 18 de marzo de este año | PERALES IBORRA

Imagen de la nevada que tuvo lugar en Bocairent el 18 de marzo de este año | PERALES IBORRA

La primavera climática (los meses de marzo, abril y mayo) se despide del territorio de la Costera, la Canal de Navarrés y la Vall d’Albaida con un superávit de precipitaciones general y que llega a rozar el 60 % en algunos observatorios, según el resumen publicado por la Agencia Estatal de Metereología (Aemet).

La estación ha sido fría y húmeda en el conjunto de la Comunitat Valenciana, traslada la misma Aemet, con una temperatura media que se sitúa 0,1 ºC por debajo del promedio del período 1981-2010 y con unas precipitaciones acumuladas un 30 % mayores que la media del mismo registro histórico. En el territorio de las tres comarcas, las lluvias han sido incluso más copiosas que el promedio valenciano —especialmente, en la Vall d’Albaida—, a tenor de los datos aportados por los observatorios propios. Sobresale la estación de Bocairent, la novena de la Comunitat con más lluvias acumuladas: 258,4 litros en los últimos tres meses, un 41 % más de lo que es habitual. Cabe recordar que la localidad vivió un episodio de intensa nieve a mediados de marzo, unas precipitaciones que disparan las cifras.

También Ontinyent, con 252 litros por metro cuadrado acumulados de marzo a mayo, presenta un superávit superior a la media autonómica, del 58 %. En Moixent la anomalía es del 53 %, con 230,3 litros acumulados, y en Bicorp, del 55 % con 217,3 litros por metro cuadrado. Por debajo de los 200 mm. de lluvia aparecen los observatorios de Fontanars dels Alforins (199,3 litros por metro cuadrado), la Font de la Figuera (168,4 litros) y Barxeta (con 165 litros por metro cuadrado). A excepción de esta última localidad, todas las anomalías pluviométricas del territorio son superiores a la de la provincia de València, que registró un 26 % más de lluvias, pero menores que las de Alicante, donde llovió un 82 % más de lo habitual.

El otro fenómeno de esta primavera, la bajada de las temperaturas —de hecho, a nivel autonómico ha sido la primavera climática más fría desde 2013—, no se ha visto reflejado en el marco de las tres comarcas, sino tan solo en puntos geográficos muy concretos. Es el caso de Fontanars dels Alforins, con una temperatura media de marzo a mayo de 12,7 ºC, 0,2 por debajo del promedio. Barxeta registró 15,6 grados centígrados, 0,1 menos de lo habitual. En cambio, Xàtiva y Ontinyent vivieron una primavera extraordinariamente cálida: la capital de la Vall d’Albaida la pasó con 15,1 ºC, 0,4 por encima de la media, y la de la Costera registró medio grado de anomalía térmica, con 16,7 ºC.

Compartir el artículo

stats