Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ontinyent prohíbe fumar y limita la comida en la zona del Pou Clar

El ayuntamiento diseña un plan para evitar masificaciones - Se podrá reservar la estancia mediante una app y habrá buses los fines de semana

Bañistas en el Pou Clar durante el verano del 2019, antes de la pandemia. | PERALES IBORRA

Bañistas en el Pou Clar durante el verano del 2019, antes de la pandemia. | PERALES IBORRA

El calor ya ha llegado y, como cada año, es el momento de elegir los mejores enclaves donde refrescarse. Una visita a la zona del Pou Clar de Ontinyent seguro que está marcada en rojo en muchas agendas y en el seno del ayuntamiento tienen claro que no quieren repetir los problemas derivados de las masificaciones que se vivieron el año pasado, antes de decretar el cierre del lugar a causa de la pandemia.

Para ello, han diseñado un plan que permita hacer uso del paraje de forma controlada. El pleno municipal aprobó una serie de modificaciones de la anterior ordenanza y, una vez pasado el plazo de alegaciones, la normativa será implantada en breve.

Se prohíbe fumar en todo el entorno y las posibilidades de avituallamiento de los visitantes se han limitado. Así lo explicó ayer Sayo Gandia, concejal de Sostenibilidad: «Pondré un ejemplo muy claro. La gente puede venir con la comida que un escolar suele llevar para una excursión: un bocadillo, algo de fruta, una botella de agua. Eso sí, no dejaremos que se traigan neveras ni grandes bolsas llenas. No queremos picnics». También se mantiene la prohibición de acudir al paraje con bebidas alcohólicas.

Concentraciones de coches

Otra de las problemáticas a las que se enfrentan en el ayuntamiento son las concentraciones de coches que sí se dieron durante el verano pasado. Se han cerrado los dos estacionamientos que había en la zona. La parcela que está junto a la carretera de Bocairent se destinará a vehículos de personal autorizado —como policías, personal de vigilancia o medios sanitarios— y el parking ubicado junto a la CV-81 ha sido clausurado de forma definitiva.

«Ya no hay aparcamientos públicos. Lo que recomendamos desde el ayuntamiento es que toda la gente que esté interesada en pasar su tiempo libre en la zona de Pou Clar vaya al polideportivo y aparque el coche. Allí no tendrán problemas. Luego, pueden acercarse a pie o en bicicleta», expuso Gandia.

Durante los fines de semana se habilitará una línea de autobuses. Las dos paradas son el polideportivo municipal y la senda del alba, una de las entradas al paraje natural. Los viajes de ida desde el equipamiento deportivo saldrán sábados y domingos a las diez de la mañana, las 13:20 del mediodía, las cinco de la tarde y el último enlace saldrá a las 19:50 horas. A su vez, los viajes de vuelta desde la senda del alba serán a las 10:10 de la mañana, la una y media del mediodía, las 17:10 y las ocho de la tarde.

Por último, a partir de mañana se podrá reservar la estancia gracias a una app disponible en la web municipal. Las estimaciones oficiales hablan de picos de 250 personas a la vez en el Pou Clar y máximos de 900 personas durante todo el día. Cada usuario de la aplicación podrá reservar cinco sitios en tres turnos: mañana, tarde o todo el día.

«No queremos explotarlo, sino preservar el paraje»

Sayo Gandia, concejal responsable del Pou Clar, resumió las intenciones del ayuntamiento de Ontinyent sobre el paraje natural: «Hay quién dice que podríamos cobrar entrada, pero es algo que descartamos. Lo que queremos es preservarlo, no explotarlo».

«Somos conscientes de que tenemos que compartirlo, es algo similar a cuando una población tiene una playa bonita. Lo vamos a hacer de forma ordenada. Preferimos que la gente venga a pasar una horas antes de que la estancia sea para todo el día», puntualizó la concejal.

Compartir el artículo

stats