Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un georradar inspeccionará en Enguera la tumba del primer fascista de España

Los técnicos buscarán bajo el mausoleo ubicado en el cementerio municipal los restos de 9 republicanos represaliados - Los familiares quieren grabar un documental y, a falta de la confirmación de las subvenciones, sufragarán las tareas

Mausoleo construido en memoria del doctor Albiñana en el cementerio de Enguera. | PERALES IBORRA

Los trabajos de prospección para confirmar la existencia en el cementerio de Enguera de los restos de nueve republicanos represaliados en una fosa común ubicada debajo del mausoleo del doctor José María Albiñana —fundador del Partido Nacionalista Español y considerado el primer fascista de España— comenzarán el próximo jueves.

Los técnicos analizarán con un georradar la zona emplazada debajo de la tumba. Los familiares de las víctimas —un teniente de la Guardia de Asalto, dos alcaldes, tres concejales y tres consejeros del Comité Ejecutivo Popular— se han unido para poder rescatar los restos. Creen que se encuentran debajo del féretro construido en piedra y cuentan con el «ok» de la conselleria de Cultura para realizar el estudio y del ayuntamiento para ocupar los terrenos.

Alfredo Barberán es el portavoz de las familias. Ayer explicó que han acudido a dos convocatorias de subvenciones, una de la conselleria de Memoria Democrática y otra de la Diputación de València: «Tenemos el proyecto presentado y las convocatorias deben resolverse. La conselleria nos ha comentado que es mejor escalar las fases del proyecto y lo hemos programado todo para una duración de dos años».

Los trabajos con el radar tendrán un día de duración y serán sufragados por los familiares. El coste rondará los 1.500 euros y los resultados llegarán en un mes.

Sus intenciones pasan por plasmar todo el proyecto en un documental sobre lo que ocurrió, «sobre la ejecución de nueve personas». «Queremos explicar lo que pasó entonces. También grabaremos los trabajos de prospección», expuso ayer Barberán. En caso de confirmar la existencia de los restos, sus intenciones pasan por desmontar el mausoleo, almacenarlo y montarlo de nuevo. Creen que podrían comenzar en noviembre de 2021.

Si se logra la identificación, los restos se pondrán debajo de una nueva escultura, que sustituirá a una piedra acompañada por una placa que hay en el cementerio: «Hay una familia que quiere que su antepasado descanse con su viuda, creo que el resto lo hará debajo de una nueva escultura».

"El georradar a veces falla"

Matías Alonso, coordinador del Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica, explicó que «a veces el georradar falla, lo que pasa es que seguro que confirmará que hubo movimiento de tierras. Nos ha pasado en Lliría o Paterna, por ejemplo». «Los familiares de los represaliados tienen claro que sus huesos están ahí y no hay ninguna razón para que mientan, no tiene sentido».

Matilde Marín es la alcaldesa de Enguera. Ayer confirmó que los primeros trabajos sí tienen permiso: «Debemos ver qué hay primero. Cumplimos con la ley».

Compartir el artículo

stats