Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Font alerta a promotoras de fotovoltaicas que no aprobará nuevos proyectos

«Esperamos a modificar el PGOU»

Beneyto, una de las agricultoras contactadas por promotoras | PERALES IBORRA

Beneyto, una de las agricultoras contactadas por promotoras | PERALES IBORRA

Mientras el nuevo Plan General no esté aprobado, el ayuntamiento no negociará ninguna concesión para la instalación de plantas solares fotovoltaicas. Es el mensaje que trasladó el gobierno municipal de la Font de la Figuera a la última promotora que contactó con el consistorio. La empresa, con un proyecto presentado por el registro de entrada, quería conocer el planteamiento del consistorio al respecto, y saber si existía algún terreno en el término que contase con una mayor predisposición a ser ocupado con la construcción de una granja solar. Sin embargo, la postura municipal se trasladó como inamovible.

El gobierno local trasladó esta postura en base al que es, de momento, la única herramienta legal con que cuenta el ayuntamiento: la propuesta que elevó al pleno el grupo municipal del PSPV-PSOE el pasado mes de abril, aprobada con el apoyo unánime de todos los partidos de la corporación, que insta a la administración local a proteger el paisaje y el territorio de la Font de la Figuera frente a instalaciones que puedan ser una amenaza en este sentido. Una amenaza que, en los últimos meses, tiene el avatar gris pizarra de las placas solares.

Para la modificación y ulterior aprobación de un nuevo Plan General aún quedan, no obstante, «bastantes meses», según explicaba ayer el alcalde de la Font de la Figuera Vicent Muñoz. Tal y como reseñó este diario en su momento, el consistorio inició los trámites del procedimiento rápidamente, con la esperanza de que los mecanismos que dependen de la luz verde de la Generalitat —como la aprobación de un estudio acústico— se activasen con la misma presteza. Sin embargo, a día de hoy los papeles siguen en los cajones de la administración autonómica. «Lamentablemente, estas cosas van al ritmo que van. Una vez aprobemos el nuevo PGE, con nuevas herramientas concretas para la protección del paisaje, nos abriremos a estudiar los proyectos, ya con las garantías y consideraciones que podamos tener», reseñaba el primer edil de la Font de la Figuera.

Por otro lado, en Montesa siguen a la espera de los informes sobre el proyecto de línea de alta tensión Almansa I, una infraestructura que recorrerá toda la parte oeste de la Costera desde Montesa hasta la Font de la Figuera y que ha despertado el rechazo frontal de la sociedad civil de la demarcación. A finales de junio la empresa promotora respondió a la batería de alegaciones presentadas y comunicó que estudiaría «una propuesta de trazado que cause el menor perjuicio».

Los ecologistas claman por cambiar las ordenaciones

La modificación de los planes de ordenación municipales es la herramienta con la que los ayuntamientos consultados para instalar plantas fotovoltaicas pueden reservarse mayor capacidad de maniobra. De ahí que varias asociaciones ecologistas, como Acció Ecologista-Agró en la Costera o la Canal Verde, hayan insistido en los últimos meses a los gobiernos municipales de ambas coma”rcas para que agilicen los trámites y concreten estas modificaciones. Desde la Canal Verde destacan como ejemplo los casos de localidades alicantinas como Castalla, que tras recibir una decena de solicitudes en pocos meses, el pleno del consistorio aprobó una modificación de su PGOU para dejar en manos de la administración local la aprobación final de los proyectos.

Compartir el artículo

stats