Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aspromivise y el campus María Pina potencian la inclusión

La octava edición de la iniciativa ya ha completado tres de las cuatro sesiones▶que se realizan en el pabellón de Genovés

Maria Pina da instrucciones a una de las participantes en la edición de este año. | LEVANTE-EMV

Maria Pina da instrucciones a una de las participantes en la edición de este año. | LEVANTE-EMV

La edición 2021 del Campus María Pina ya ha completado tres de las cuatro sesiones con las que cuenta este año. La iniciativa, de un mes de duración, «puede enorgullecerse de ser un campus en el que el aspecto inclusivo es una de las prioridades, pero este año ha dado un paso adelante», según sus responsables.

Jugadores y jugadoras del equipo de baloncesto de Aspromivise acuden al pabellón municipal del Genovés para entrenar con las participantes del campus.

La cita ya suma ocho ediciones a sus espaldas y siempre ha contado con jornadas «donde el mensaje de inclusión ha estado presente». Exhibiciones de boccia, actividades lúdicas, sesiones de cine o prácticas del colpbol han formado parte durante todos estos años del campus.

Esta edición de 2021 «ha subido un escalón más» y un día a la semana personas con diversidad funcional del centro Ocupacional La Costera y jugadoras y jugadores del campus comparten pista, ejercicios, explicaciones y correcciones de manera conjunta. «Un hecho que demuestra que todas las personas, independientemente de sus capacidades, pueden compartir pista», apuntaron desde la organización.

Crecer como jugadoras

«Es tan fácil como tener la intención y las ganas de ponerlo en práctica. María Pina se lo cree y desde siempre ha contado con las usuarias y usuarios de Aspromivise para enriquecer su campus. Y es cierto que lo hace para hacer crecer más aún las jugadoras y jugadores que entrenen bajo su dirección», argumentaron.

«Con estas prácticas no aprenden solo aspectos vinculados al baloncesto, sino que se llevan experiencias que los hacen crecer como personas», comentaron. A su vez, también destacaron el «mensaje de normalidad» que se da al público. «Es posible practicar deporte todos juntos, cada una según su nivel, pero compartiendo pista y deporte. El deporte tiene que ir en este camino y no dejar a nadie se crea para ser diferente. Hay que mostrar a la sociedad que la gente joven es capaz de quitarse prejuicios y continuar trabajando y aprendiendo en su deporte, independientemente de los compañeros y compañeras que tiene a su lado», declararon.

«Ver que profesionales como María, una jugadora top a nivel europeo, tengan clara esta idea de deporte inclusivo da mucha visibilidad, y al mismo tiempo está haciendo crecer a personas que van a ser el futuro de la sociedad. Si va a depender de ellos a buen seguro que el mundo que nos espera será mucho más justo», apuntaron los responsables.

Compartir el artículo

stats