Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rodríguez promete revisar la reforma de la plaza de la Concepció

El Museu del Tèxtil recibe a decenas de vecinos en la sesión informativa sobre las polémicas obras

El alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, accede ayer a la sesión en el Museu del Tèxtil | LEVANTE-EMV

Si hubiera sido un concierto como los que llenan la programación estival, se hubiera colgado el cartel de «No hay billetes». Tal era la expectación ante la cita de ayer en l Museu del Tèxtil de Ontinyent, una sesión informativa acerca de la reforma de la Plaça de la Concepció. El proyecto inicial de las obras, que reinventa el aspecto del icónico foro, ha movilizado a la población y así se demostró ayer: decenas de vecinos y vecinas —y también varios de los concejales del gobierno municipal— llenaron el edificio del Museu para escuchar de primera mano el contenido de la reforma y presentar sus reivindicaciones al respecto, que de forma mayoritaria —en una postura adoptada también por el Consell Veïnal— reclaman que se respeten las características de la plaza. Según afirmaron ayer desde el gobierno municipal de Ontinyent, todas las opiniones, sugerencias y propuestas ciudadanas serán recogidas en una nueva propuesta de reforma por parte de los arquitectos encargados, que próximamente volverá a ser expuesta a la ciudadanía con el objetivo de lograr «el máximo consenso posible» en la nueva Plaça de la Concepció.

La primera explicación del primer borrador del proyecto, a cargo del equipo redactor encabezado por Fermín Sala, se prolongó durante prácticamente una hora. En este lapso, los técnicos realizaron un repaso sobre la fisonomía de la plaza de la Concepció, llegando a remontarse a la reforma de finales de los sesenta, y verbalizaron las razones de su propuesta y en qué se han basado para elegir cada uno de los cambios esbozados en la nueva Concepció, como el nuevo pavimento, el aumento del arbolado o la reubicación del mobiliario urbano, entre otros aspectos.

Llegado el turno de ruegos y preguntas, no faltaron manos alzadas con algo que decir. Enriqueta Sanchis, de la Associació de Veïns del Camí de la Ponseta, insistió, como ya hizo el sábado en declaraciones para este diario, en que la reforma habría de respetar la protección integral con que cuenta la plaza. El arquitecto técnico, por su parte, puso en duda que el PGOU realmente brinde la citada protección sobre los elementos como el zig-zag idiosincrásico del suelo de la plaza, ciñéndose al texto de la reglamentación.

La reorganización del tráfico y de los aparcamientos también fue uno de los puntos de discusión. Algunos vecinos se mostraron a favor de una peatonalización total de la Concepció tomando como ejemplo el caso de otras plazas, como la del Ajuntament de València. Otras voces, entre ellas una propietaria de un negocio, aseveraron que ello supondría una merma en los ingresos de la hostelería de la zona, y se posicionaban en contra de este punto.

Ahora, con las propuestas recibidas, tanto las que cuentan con un apoyo unánime como las que despiertan posturas encontradas entre la población, el equipo redactor habrá de realizar un difícil encaje de cara a la propuesta definitiva. La ciudadanía de Ontinyent seguirá muy pendiente del devenir del proyecto.

El proceso de participación recoge 51 propuestas

Hasta ayer lunes, el consistorio de Ontinyent había recibido un total de 51 propuestas por parte de particulares y asociaciones vecinales, en el marco del proceso participativo asociado a la reforma de la Plaça de la Concepció. El ayuntamiento calificó como «todo un éxito» el número de propuestas recibidas y el proceso de participación en sí, que sigue abierto hasta el próximo jueves.

Compartir el artículo

stats