Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La alcaldesa de Benigànim destituye a su segundo al mando y lo expulsa del PSPV

Amparo Canals señala escuetamente que la decisión responde a una «dejadez de funciones» del edil

Cristóbal Barceló fotografiado en su despacho, a finales del pasado mes de septiembre | PERALES IBORRA

Cristóbal Barceló fotografiado en su despacho, a finales del pasado mes de septiembre | PERALES IBORRA

Crisis en el seno del gobierno municipal de Benigànim. El que era el segundo al mando como primer teniente de alcalde en el ayuntamiento, Cristóbal Barceló, ha sido cesado de todas sus competencias y expulsado del PSPV-PSOE tras más de seis años al frente de varias concejalías en la administración del consistorio valldalbaidino. La destitución supone un duro golpe en la estructura del ayuntamiento, pues Barceló se ocupaba de varias de las áreas clave del gobierno local, como Urbanismo o Hacienda. Desde la corporación evitan entrar en detalles sobre los motivos de la decisión, que ha sorprendido en la localidad por lo drástico de la misma. Cristóbal Barceló, por su parte, ayer se limitó a señalar que se trataba de «una decisión de la alcaldía», sin entrar en más valoraciones.

Al último pleno municipal de Benigànim, celebrado el pasado martes, Barceló acudió ya como concejal no adscrito y libre de toda competencia. Su desalojo del gobierno se ha hecho efectivo a lo largo de las últimas semanas. En primer término, el 15 de julio, el grupo municipal socialista celebró una reunión extraordinaria en la que se acordó la expulsión de Cristóbal Barceló. Un día después, la primera edil de Benigànim, Amparo Canals, oficializaba mediante decreto de alcaldía la revocación de todas las competencias de concejalía que tenía asignadas: Urbanisme, Indústria, Hisenda, Contractació, Comerç y Ocupació, que quedaron asumidas por la alcaldía. El mismo día Canals tramitó otras dos resoluciones para expulsar a Barceló de la junta de gobierno local y modificar la titularidad de las tenencias de alcaldía, ya sin el concejal como primer teniente. Por último, el pasado 22 de julio se oficializó la reestructuración del grupo municipal del PSPV-PSOE, ahora con David Vidal Vidal como portavoz titular.

Ayer, la alcaldesa de Benigànim, en declaraciones para este periódico, señaló escuetamente que la decisión de separar a Cristóbal Barceló de toda responsabilidad en el gobierno municipal respondía a una dinámica de «dejadez de funciones, y de falta de implicación por su parte», que en los últimos meses han ido «minando la confianza», en palabras de Amparo Canals. Pese a que ayer pasaban ya dos semanas desde la expulsión de Barceló, los socialistas no han realizado ninguna comunicación al respecto.

El ex número dos del gobierno local evitaba toda confrontación: «La alcaldesa decide quién forma parte de su equipo de gobierno, y ha optado por que yo no esté. Por mi parte, no hay ninguna oposición», expresó Barceló, quien añadió que su intención de momento es seguir en el consistorio como regidor no adscrito.

La expulsión de Barceló de la bancada socialista, por otro lado, deja al PSPV-PSOE beniganiense empatado a cinco concejales con el PP en la corporación municipal. Canals reforzó el pacto de gobierno que el PSOE mantiene con Compromís —cuyos concejales ya cuentan con varias regidorías— en la reestructuración de las tinencias de alcaldía: Mª Carmen Alabort (Compromís) ha pasado a ser la cuarta teniente de alcalde por detrás de su compañero de partido Ferran Llario; Conxa Moscardó y Verónica Estornell, ambas del PSPV-PSOE, pasan a ser primera y segunda tenientes, respectivamente.

Reacciones en el consistorio

Desde la oposición del Partido Popular, Nicolás Vila lamentó la «falta de explicaciones» tras una destitución de este calibre, pero trasladó que se trataba de un «tema interno». La agrupación comarcal del PSPV-PSOE en la Vall d’Albaida trasladó su «apoyo incondicional» a las decisiones de Amparo Canals y de la lista local del partido socialista.

Compartir el artículo

stats