Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cierran la piscina de Navarrés tras defecar una persona en el agua

La instalación ha estado cerrada tres días, y ha sido vaciada y desinfectada antes de reabrirla

Imagen de archivo de la piscina municipal de Navarrés. | LEVANTE-EMV

Imagen de archivo de la piscina municipal de Navarrés. | LEVANTE-EMV

La piscina municipal de Navarrés ha estado tres días cerrada al público, en pleno verano, tras defecar una persona en el agua. El pasado lunes se detectaron las heces y se pidió a los usuarios que había en ese momento que salieran de la instalación, que quedaba cerrada al público temporalmente. Ayer miércoles por la tarde, el recinto, que cuenta con una piscina grande (en la que defecaron) y otra pequeña para los niños, volvió a abrir sus puertas. Tras el cierre, el ayuntamiento, que gestiona el recinto deportivo, procedió a vaciar completamente la pileta grande, limpiarla y desinfectarla y volvió a llenarla de agua para su reapertura. Un proceso de limpieza exigido por los protocolos de seguridad e higiene de estas instalaciones ante un hecho como el producido, la defecación en las aguas de la piscina. Un «incidente» que ha dejado sin piscina, en pleno mes de agosto y con altas temperaturas, durante casi tres días a una localidad de unos 3.000 habitantes.

Desde el ayuntamiento avisaron a los vecinos, a través de las redes sociales municipales, del cierre temporal de la piscina, aduciendo «motivos higiénico-sanitarios». Un cierre que ya se ha levantado tras limpiar la pileta, según confirmaron ayer desde el consistorio. La alcaldesa de Navarrés, Estela Darocas, manifestó a Levante-EMV, que «hemos intentado que estuviera cerrada el mínimo tiempo posible, pero los protocolos higiénicos requieren de unas actuaciones que conllevan un tiempo, y es una piscina grande que hemos tenido que vaciar totalmente, desinfectar y volver a llenar de agua». Darocas resaltaba la «rapidez» con la que se ha procedido, para evitar dejar sin servicio de piscina a los vecinos demasiados días, en pleno verano.

Además, ayer miércoles por la tarde estaba prevista en la piscina una actividad de la programación cultural que el consistorio ha organizado para este verano, una programación que se lleva a cabo teniendo en cuenta las normas sanitarias y de control de seguridad exigidas por las autoridades ante la pandemia de la covid-19. Ayer por la tarde, a partir de las 17 horas, estaba previsto un parque acuático para los más pequeños de la localidad, y también para el público en general, por lo que desde el consistorio también actuaron con prontitud en la limpieza, para poder celebrar esta actividad.

La primera edil de Navarrés detallaba que «el lunes por la tarde ya sacamos a la gente que había, después de que el encargado de la instalación viera las defecaciones en la piscina grande». Darocas confirmaba ayer por la mañana que «este mediodía [por ayer] se reabrirá, después de que se haya desinfectado toda la piscina», aseguraba. Tras casi tres días sin poder disfrutar de la instalación municipal por la defecación de un usuario, la piscina volvía ayer a llenarse de gente.

Compartir el artículo

stats