La congregación vaticana para las Causas de los Santos ha decretado la validez del proceso instruido en la diócesis de València sobre un posible milagro atribuido a la intercesión del fraile mercedario valenciano Andrés Garrido Perales, popularmente conocido como 'Pare Presentat' (Vallada, 1663-Xàtiva 1728), para propiciar su beatificación.

A partir de ahora, un congreso de peritos médicos analizará en Roma los informes remitidos desde València, que en la actualidad están siendo traducidos ya al italiano, según ha indicado en un comunicado el delegado episcopal para las Causas de los Santos, Ramón Fita.

El milagro del 'Pare Presentat'

El presunto milagro ocurrió en la localidad valenciana de Xàtiva en 1942 y se refiere a la curación "científicamente inexplicable" de una mujer que llevaba diez años gravemente enferma y que, tras encomendarse un día al 'Pare Presentat' ante una reliquia que le llevaron, sanó de forma "instantánea, completa y duradera", según el informe pericial de los médicos, ha destacado Ramón Fita.

Junto con la causa del posible milagro, la Santa Sede instruye en la actualidad también la "causa de virtudes del Pare Presentat", cuya fase diocesana en Valencia concluyó en 2012, sobre la vida y fama de santidad de fray Andrés Garrido Perales.

El estudio o 'positio' sobre la heroicidad de sus virtudes ha tenido ya el visto bueno de los congresos de historiadores y teólogos en la congregación para las Causas de los Santos y ahora, antes de tres meses, está previsto que lo examine el congreso de cardenales y obispos.

En el caso de que cardenales y obispos aprueben la heroicidad de las virtudes del mercedario valenciano y también reciba el visto bueno el presunto milagro por parte de la congregación de médicos, el Papa daría luz verde a la beatificación de Andrés Garrido Perales.

Desde la casa general en Roma de la Orden de la Merced, su postulador general para las causas de los religiosos mercedarios, fray Reginaldo Roberto Luiz, y el propio maestro general de los mercedarios, fray Juan Carlos Saavedra, han agradecido en un video al cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, y al delegado diocesano para las Causas de los Santos, Ramón Fita, así como a todos los colaboradores en esta causa, el impulso dado por la diócesis de Valencia a este proceso.

Andrés Garrido Perales, nacido en Vallada en 1663, tomó el hábito de la Orden de la Merced en 1679, a los 16 años, en el Real Monasterio de El Puig de Santa María. Ejerció su ministerio en Elche, en Orihuela, en los conventos de la Merced y de San Pedro Nolasco de la ciudad de Valencia, y en Xàtiva, donde murió con fama de santidad el 23 de febrero de 1728.