Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un bocairentí representa a España en el campeonato europeo de globos

Blai Carbonell compite en Hungría como uno de los 84 mejores pilotos de todo el mundo

Blai Carbonell a los mandos de «Estel platejat», el globo con el que compite en el torneo. | SPANISH HAB COMPETITION TEAM

Blai Carbonell a los mandos de «Estel platejat», el globo con el que compite en el torneo. | SPANISH HAB COMPETITION TEAM

El cielo de la localidad de Szeged, cerca de la frontera de Hungría con Serbia y Rumanía, está siendo copado esta semana por decenas de globos. Allí se celebra el campeonato de Europa de Aerostación, que reúne a los mejores pilotos de todo el continente para dirimir en competición al conductor más preciso en el difícil deporte de dirigir el ingenio aeronáutico, sin más combustible que las corrientes de aire. Y entre los 84 pilotos que aspiran al trofeo, los primeros clasificados de cada uno de los países participantes, se encuentra un vecino de Bocairent. Es Blai Carbonell, de TotGlobo y ya un habitual en los campeonatos de España. Como el segundo piloto con mejor ranking a nivel nacional, compite junto a otros tres compañeros (de Barcelona, la Rioja y Mallorca) en busca del ansiado trofeo.

Blai Carbonell, antes de subir al globo de competición. | LEVANTE-EMV

Ayer tuvo lugar la segunda jornada de la competición, que en el pilotaje de globos aerostáticos premia la precisión. Sobre el suelo se coloca una cruz con astas de diez metros de longitud; cada piloto ha de acercarse, desde una distancia de dos kilómetros en cualquier dirección, y lanzar un testimonio —un saco de arena con su dorsal— en busca del centro de la diana. Obtiene más puntos el que logre acercarse más al punto de unión de las astas. «El nivel es increíble. Te pasa que lanzas un testimonio que crees que es fantástico, y luego vas a ver la clasificación y alucinas con la de pilotos que aún se han acercado más a la cruz», comentaba el piloto bocairentí sobre el nivel de la prueba. «Gana el que es más regular, el que consigue estar en la parte alta de la clasificación en cada una de las pruebas», explicó. Tras la segunda jornada, Carbonell aparece en la 38ª posición, dentro del objetivo con que encaraba el torneo: entrar entre los cuarenta mejores.

A lo largo de los próximos días, Blai Carbonell seguirá pilotando el Estel Platejat (un globo de competición, más pequeño que el de paseos con el que sobrevuelan la Vall d’Albaida con TotGlobo) en busca de mantener o mejorar esa posición. Si bien, considera que su participación en el torneo es ya un motivo de orgullo. «Sentir que estoy representando deportivamente a mi gente es algo fantástico, algo indescriptible», afirma, dando las gracias al equipo que le ha acompañado desde Bocairent.

Compartir el artículo

stats