Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Una furgoneta tiró a mi hermano de la carretera y se dio a la fuga»

Su familiar pide ayuda para identificar al conductor que causó el incidente

Punto de la CV-612 donde tuvo lugar el accidente, en la carretera de Bellús a Benigànim. | PERALES IBORRA

Punto de la CV-612 donde tuvo lugar el accidente, en la carretera de Bellús a Benigànim. | PERALES IBORRA

Han pasado cinco días y, de momento, no han conseguido la ayuda que necesitan. Se sienten desamparados. El pasado jueves 16 de septiembre una furgoneta de color blanco sacó de la calzada a Iván Benavent, un chico de 18 años de edad residente en Benigànim que acababa de salir de su trabajo y circulaba con su moto por la calzada. Era una jornada normal, como las del resto de la semana. Nada hacía presagiar lo que le iba a pasar a la salida de una de las curvas del trazado que suele completar sin problemas.

De repente, un vehículo de mayores dimensiones lo arrolló. Lo tiró de la carretera y nadie paró a socorrerlo. Tampoco lo hicieron los conductores y acompañantes de los dos primeros coches que iban detrás de la furgoneta. Solamente el tercero lo hizo. Era tarde para contar con algún dato identificativo de los infractores.

A las dos y cuarto del mediodía

El siniestro tuvo lugar sobre las dos y cuarto del mediodía. Según relató ayer a Levante-EMV su hermana María, Iván acababa de salir del trabajo tras cumplir su turno laboral en la fábrica en la que actualmente está contratado.

Conducía su scooter de 49 centímetros cúbicos cuando, a la salida de una curva en la carretera que discurre entre Benigànim y Bellús, el vehículo de mayores dimensiones lo sacó de la calzada. «No lo conocía de nada, sino no pediríamos ayuda para contar con alguna información», lamentó ayer su hermana. La joven ha realizado un llamamiento público para identificar al infractor a través de un post publicado en la red social Facebook.

«Fue en la zona cercana al ecopark, en una curva. No sabemos qué es lo ocurrió, si la furgoneta no lo vio o algo, pero mi hermano salió volando. El vehículo le pegó a la moto y, por suerte, mi hermano no chocó directamente con unos olivos cercanos. Consiguió esquivarlos por muy poco. Podría haber sido mucho peor, la verdad», comentó tras ser consultada por este periódico.

«Si contáramos con algún indicio ya habríamos interpuesto la pertinente denuncia. Mi madre fue a la Guardia Civil el mismo día del incidente y le dijeron que la víctima se tenía que haber esperado en el lugar de los hechos para luego llamarlos a ellos», relató indignada la hermana.

El tercer conductor sí paró y llevó a la víctima al médico: «Le dijo a mi hermano que creía que le había pasado algo muy grave, que se podía haber matado tras aterrizar en el campo que está a ocho metros. Luego mi padre y mi tío fueron a recoger la moto. Él dice que fue todo muy rápido y que solamente se acuerda de que era una furgoneta blanca y muy nueva. De repente se vio fuera de la carretera», comentó.

Tres semanas de baja

Actualmente, el joven embestido se encuentra de baja en su trabajo. Permanecerá en esta situación durante las próximas tres semanas, al menos: «Del médico del pueblo se fue al hospital y, de ahí, a la mutua. Tenía piedras incrustadas en los dedos, un agujero en una mano... somos conscientes de que podría haber sido mucho peor, pero te sientes impotente al no saber quién ha sido», expuso la familiar del afectado. «Mi padre salía de trabajar un poco más tarde y no se lo encontró por poco. Es una vergüenza», apostilló.

Compartir el artículo

stats