Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribuna

la urgente igualdad real

la urgente igualdad real

Aquello de lo que no se habla o no se muestra, no existe. Durante mucho tiempo las mujeres no hemos existido. Se nos ha ocultado. Por eso, es tan importante ahora que empezamos a ocupar puestos de responsabilidad, podemos trabajar y se nos reconocen nuestros derechos, seguir luchando. Luchar para no perder aquello que tanto nos ha costado conseguir y no retroceder en el camino que hemos iniciado para alcanzar la igualdad real entre mujeres y hombres. En este camino, el papel de la educación y formación es esencial. Conscientes de ello, desde la concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de Ontinyent pensamos e imaginamos con mucha ilusión la que es la «Escola Feminista de Ontinyent». Esta iniciativa empezó el año pasado y podemos decir que fue todo un éxito tanto por la calidad de las ponentes como por el elevado número de participantes. Una iniciativa que este año se desarrolla de septiembre a octubre con participantes tan destacadas como la escritora y activista Amelia Tiganus, que nos visita hoy.

Su presencia es solo un ejemplo de las distintas voces del mundo del feminismo y la igualdad que estarán en Ontinyent durante estas semanas. La Escola Feminista tiene como objetivo crear conciencia sobre la necesidad de romper con el modelo social aún presente que sigue generando sufrimiento y muerte entre las mujeres y que, aunque pueda sorprender a algunas personas, no beneficia tampoco al hombre. Aunque haya voces que quieran negar que existe la violencia de género, que nos violan o nos acosan sexualmente y que nos discriminan por el hecho de ser mujeres, la realidad es que, casi de manera diaria, vemos y leemos informaciones sobre violencia contra las mujeres.

Esto nos demuestra que proyectos como la Escola Feminista son una necesidad, especialmente en ciudades y municipios alejados de las grandes capitales. Todas y todos debemos desaprender los roles y las actitudes que tradicionalmente la sociedad nos ha dicho que teníamos y debíamos desarrollar. En la Escola Feminista aprendemos y desaprendemos lo que «debía ser así» porque que sea así no significa que deba serlo. Pero este no es el único proyecto que se ha marcado el Ayuntamiento de Ontinyent. Para alcanzar la igualdad real entendemos que la inversión y los recursos son necesarios. Se ha reforzado el área de Igualdad, pasando de una técnica de igualdad a un equipo multidisciplinar formado por 5 personas: una trabajadora social, una psicóloga, una asesora jurídica, una técnica y una promotora de igualdad. Su trabajo de intervención se complementa con la organización de jornadas de formación y sensibilización dirigidas a toda la población en general y, en muchas ocasiones, a las mujeres en particular.

No podemos mejorar los servicios hacia la ciudadanía si no tenemos en cuenta las necesidades de las mujeres y los hombres por igual. Por eso, trabajamos por un Ontinyent del futuro en el que todas las personas cuenten con un proyecto de vida justo, que mejore la calidad de vida y en el que la igualdad de oportunidades sea una realidad para ser una ciudad que no solo respete sino cumpla con los derechos fundamentales.

Compartir el artículo

stats