Una tromba de agua de intensidad torrencial dibujó anoche una inusual estampa en Xàtiva con varias calles inundadas y vehículos atrapados como consecuencia de las acumulaciones, que obligaron a los servicios de asistencia a atender más de 40 incidencias de distinta índole y gravedad.

Los pluviómetros registraron 102,4 litros por metro cuadrado en la capital de la Costera, de los cuales 66,6 litros cayeron en el intervalo de una hora y 40,8 litros en apenas media hora, según los datos manejados por la Agencia Estatal de Meteorología.

El episodio de fuertes lluvias, muy localizado, obligó al Consorcio Provincial de Bomberos a atender una veintena de avisos en poco tiempo. Diversas dotaciones se movilizaron para ayudar a los conductores de vehículos atrapados y practicar achiques de agua acumulada que anegó bajos, aparcamientos, tramos de calzada y vías de paso subterráneo, dejando calles impracticables en buena parte de la ciudad, en especial en la entrada principal y la parte baja. Otra de las intervenciones de los efectivos se produjo en el patio interior de una residencia de ancianos.

Desde primera hora de la mañana, los operarios municipales del Ayuntamiento de Xàtiva trabajan para restablecer la normalidad en las calles. Esta mañana ha amanecido con el paso inferior de la avenida Virrei Lluís Despuig (en los alrededores de la plaza de toros) cortado al tráfico. El alcalde, Roger Cerdà, ha llamado no obstante a extremar las precauciones, principalmente en los desplazamientos por carretera y las vías subterráneas de la ciudad, en las que se están desplegando labores de limpieza y adecuación.

Por otra parte, la Casa de la Cultura de Xàtiva ha tenido que cerrar hoy sus puertas como consecuencia de los problemas generados por la lluvia torrencial, principalmente en el Salón Noble y la Sala de Columnas. En su interior se están acometiendo tareas de limpieza y evaluación de daños. Igualmente, el consistorio ha tenido que atender también incidencias por entradas de agua en los centros educativos, así como en los principales caminos del término.

En el diseminado de Bixquert, por otra parte, se ha cerrado al paso el Camí Pinyana a la altura del número 26 por el desprendimiento de unos metros de un talud que obstaculiza el camino.

Según explican fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos, los principales problemas por la lluvia torrencial se registraron entre las 23 horas de la pasada noche y las 3 de la madrugada de esta madrugada, aunque posteriormente se han seguido realizando intervenciones, ya en menor medida. Además de en Xàtiva, los bomberos también recibieron avisos por lluvias en l'Alcúdia de Crespins, Llosa de Ranes y Gandia.

Intervención de los bomberos en las lluvias en Xàtiva