Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mercado inmobiliario se reactiva en la zona de más expansión de Xàtiva

Tres promociones con más de un centenar de viviendas de obra nueva redoblan la oferta en el Palasiet, donde otros edificios se renuevan tras paralizarse por la crisis de 2008

A la izquierda, panorámica que ilustra la presencia de diferentes promociones en el sector Palasiet. A la derecha, los obreros trabajan en uno de los proyecto actual. | PERALES IBORRA

Castigado por dos crisis separadas en el tiempo —el crack del ladrillo y los embates causados por la pandemia— el mercado inmobiliario de Xàtiva parece coger aire y, poco a poco, se está reactivando. Así lo atestiguan los tres proyectos de obra nueva que se concentran en el sector Palasiet, una de las zonas de mayor expansión urbanística de la capital de la Costera. En total, se ofertan más de cien inmuebles.

La construcción se reactiva en la capital de la Costera tras varios años de parálisis. | PERALES IBORRA

Así, el residencial «Trivium» es una de las tres promociones actualmente en construcción. Cuenta con 32 viviendas en una primera fase, que se ampliarán hasta las 64 entre enero y febrero de 2022. Carlos Gallego es uno de los responsables de su comercialización. Ayer atendió a Levante-EMV y expuso que «desde hace trece o catorce años en Xàtiva no se ha hecho vivienda nueva y sí hay demanda. Nosotros empezamos una fase cuando tenemos vendidos con contrato el 60 % de los pisos y ya tenemos programada la segunda etapa».

El mercado inmobiliario se reactiva en la zona de más expansión de Xàtiva

«Yo creo que Xàtiva puede absorber de media entre 40 y 60 viviendas de obra nueva al año. Es una demanda real», prosiguió. Sobre los precios, comentó que «los de dos habitaciones y dos baños están sobe los 106.000 euros y los de tres habitaciones, dos baños, garaje y trastero sobre los 145.000 euros. Son cifras adaptadas a la realidad del mercado. El 80 % de la gente que compra lo hace para vivir, aunque también hay quién invierte para alquilar».

Otra de las promociones de la zona se desarrolla bajo el nombre de «la Beata Inés». Engloba un total de 22 viviendas de renta libre de dos o tres dormitorios. Sus precios oscilan entre los 110.000 y los 135.000 euros. La mitad ya están comercializados y la previsión de la firma responsable es entregarlos a lo largo del año que viene.

A su vez, la promoción «Aura Hourse Rest & Live» concentra un total de 62 viviendas de renta libre de dos, tres y cuatro dormitorios; además de garajes y locales comerciales. También se encuentra ubicada en el sector Palasiet.

Los agentes que forman parte de las transacciones inmobiliarias a nivel local defiende que actualmente sí hay demanda para la obra nueva, sobretodo después de encadenar varios años de parálisis. Sin embargo, siempre existe el temor de que la oferta supere a la demanda: «Es normal que haya promociones en el Palasiet, es una de las zonas con más solares y posibilidades del término municipal. El tema se está reactivando y los precios se adecuan a la actual realidad. Esperemos que no se esté construyendo de más», apuntó ayer un promotor que prefiere mantener el anonimato.

La reactivación del mercado inmobiliario fue definida ayer como «una buena noticia» por Nacho Reig, responsable municipal de Urbanismo: «Ha habido años en los que los ingresos por licencias de obras se han liquidado en negativo y creo que en 2021 doblaremos los ingresos del ejercicio precedente». A su vez, destacó que el sector Palasiet es una de las zonas de máxima edificabilidad: «Hablamos de promociones importantes. Es normal que haya demanda. El boom del ladrillo hizo mucho daño aquí, la suspensión de pagos de Llanera cayó como una bomba en el municipio. Ahora, los precios están más bajos que entonces».

Evolución demográfica al alza

A su vez, el teniente de alcalde también apuntó que la evolución demográfica es positiva: «La población se incrementa cada año aunque sea levemente y los índices de llegada de nuevos vecinos a la ciudad también son buenos».

«Los nuevos inmuebles tributan por IBI. También hay altas de agua y si hay transmisiones se cobra plusvalía. No olvidemos las tasas de basura y alcantarillado. Además, hablamos de solares urbanizados que cuentan con servicios municipales y ahora, por fin, se ocupan», apostilló Reig.

Y no solo hay obra nueva. En el Palasiet también se comercializa una promoción de segunda mano cuyo edificio estuvo paralizado durante años por no poder acabarse ante los estragos de la crisis. Ahora, están renovando los pisos.

Compartir el artículo

stats