Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Benigànim amplía el entorno de protección que tiene su iglesia renacentista

El ayuntamiento tramita un Plan Especial que busca preservar y poner en valor los escudos heráldicos y elementos históricos de la zona

El campanario de la iglesia de San Miguel, al fondo, con el ayuntamiento a un lado. | VICENT M. PASTOR

El Ayuntamiento de Benigànim encara la recta final del procedimiento a través del cual pretende ampliar la protección del entorno del BIC de la iglesia de San Miguel Arcángel (construida en el siglo XVII), con el objetivo de poner en valor el patrimonio histórico y cultural del núcleo antiguo, dotándolo de un instrumento para su gestión adecuado a su singularidad arquitectónica. El Plan especial de protección tramitado por el consistorio ha superado ya los obstáculos para la obtención del informe ambiental y estratégico -que ayer ser hizo público- a la espera todavía de los informes favorables de la Dirección General de Cultura y Patrimonio y de los servicios territoriales de Urbanismo y Infraestructura Verde y Paisaje antes su aprobación definitiva.

La intención de la corporación municipal es establecer unas normas de protección en el enclave con una propuesta que incrementa el perímetro de especial protección de la cuenca visual que rodea a la iglesia y que incluye los tres escudos heráldicos históricos presentes en varias fachadas de la zona, que ya de por si tienen la consideración de Bienes de Interés Cultural (BIC). La nueva delimitación protegida también se haría extensible a las calles Moncada, San Roque o Torrella, situadas en las inmediaciones y que cuentan con varios elementos relevantes catalogados como Bienes de Relevancia Local (BRL).

Inconvenientes superados

Aunque en un primer momento la tramitación del expediente se topó con un informe desfavorable de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones en relación con la adecuación del Plan Especial a la normativa sectorial en esta materia, el consistorio introdujo una serie d modificaciones en el borrador inicial que le permitieron superar el trámite en julio de 2020.

El documento inicial elaborado con la asistencia técnica de la Diputación de Valencia hace hincapié en que los elementos y conjuntos catalogables en el ámbito del plan especial representan «un ejemplo notable de la arquitectura valenciana de los siglos XVII-XIX». En 2019, los arquitectos redactores que participaron en la catalogación de los bienes sujetos a la nueva regulación subrayaron el buen estado de conservación del entorno a proteger, aunque advierten de «las pérdidas que han supuesto los últimos 40 años». La delimitación del ámbito incluido en el plan corresponde aproximadamente al segundo núcleo de desarrollo de Benigànim, construido en el siglo XVII a raíz de la independencia de Xàtiva, con calles y vistas urbanas «que guardan paralelismos interesantes con la capital de la Costa», según expone el documento hecho público.

La intervención plantea la posibilidad de incluir nuevos espacios dentro del máximo nivel de protección que afectan al paisaje visual de la iglesia de San Miquel, como son la calle Moncada o la calle Sant Roc, en las que se ubican espacios edificaciones o elementos urbanos que, aún no teniendo una situación de inmediatez con el citado BIC, «afectan de forma fundamental a la percepción del mismo o constituyen puntos clave de visualización exterior o de su disfrute paisajístico», según incide el citado estudio.

La iglesiade San Miguel se levanta en el centro de Benigànim y constituye un ejemplo arquitectónico del manierismo del siglo XVII, ejecutada con un estilo correspondiente al renacentismo tardío. Una construcción singular que el ayuntamiento quiere preservar como atractivo histórico y cultural.

Compartir el artículo

stats