Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Perdonan una deuda de 637.500 euros a diez consorcios de reforestación

La Conselleria d’Agricultura extingue los convenios firmados hace décadas para repoblación forestal y condona el pasivo acumulado

Vista panorámica de una zona de sierra de Enguera, con el núcleo urbano al fondo. | PERALES IBORRA

La Conselleria d’Agricultura, Desenvolupament Rural, Emergència Climàtica i Transició Ecològica ha aprobado la extinción de diez consorcios y convenios de repoblación forestal sobre montes de utilidad pública en las comarcas de la Costera, la Canal de Navarrés, así como la condonación de la deuda que llegaron a acumular a lo largo de los años, y que en conjunto ascendía a un pasivo de 637.506 euros.

La administración autonómica ha puesto fin al convenio de repoblación en el Mont Alt de Llutxent, que arrastraba una deuda de 132.357 euros, y a los convenios para reforestar el monte de La Serra en Pinet y Terrateig, con una deuda pendiente de 98.885 euros en el caso del primer municipio y de 6.579 en Terrateig.

La mayor deuda en las tres comarcas recaía en el consorcio aprobado en su día para la reforestación de Los Altos, en Enguera, con un pasivo de 186.170 euros; a los que se sumaban los 14.632 euros de otro convenio en el mismo monte enguerino. Ambos han sido extinguido, igual que otros dos consorcios en la misma capital de la Canal, una de las localidades de las tres comarcas con más sierra y monte en su término municipal. Otro de los expirados por la conselleria es el que se aprobó en su día para repoblar forestalmente la zona de sierra de Navalón, que acumulaba una deuda de 4.577 euros; y otro el del monte de La Redonda, con 91.055 euros de deuda que también ha sido condonada.

La zona del monte de l’Ombria, en los términos municipales de Montesa y Vallada, también contaba con dos convenios constituidos con la conselleria para la repoblación forestal, que la administración autonómica acaba de finiquitar en una resolución publicada días atrás. La deuda en estos dos casos era de 32.475 y 70.772 euros, respectivamente.

La resolución de la conselleria pone de manifiesto que estos consorcios y convenios para la repoblación forestal constituyeron en su momento las herramientas que la administración autonómica utilizó para cumplir con los objetivos del plan de repoblación forestal que el Estado ejecutó sobre terrenos, en los que adquirió su disponibilidad a través de estos tipos de contratos administrativos. En la Comunitat Valenciana algunos de estos contratos ya estaban finalizados, aunque existen otros sobre consorcios de repoblación en montes incluidos en el Catálogo de montes de utilidad pública, que con esta resolución de Agricultura han quedado expirados.

Nuevas figuras contractuales

La conselleria, además, liquida la deuda derivada de estos consorcios y convenios, contraídas antes de 1982, según señala el documento oficial del organismo autonómico, año en que se aprobó una ley sobre repoblaciones gratuitas. Una ley que permitía a las comunidades autónomas sustituir estos consorcios y convenios de repoblación entre la administración forestal y los propietarios de montes, por otras figuras administrativas y contractuales en las que no se exige una compensación económica a la administración. La extinción de estos convenios y la condonación de la deuda se enmarca en el Plan de acción territorial forestal de la Comunitat Valenciana, PATFOR.

Solo en la provincia de València, la resolución de la Conselleria d’Agricultura ha supuesto la expiración de casi 60 consorcios y convenios de repoblación forestal. Es la provincia donde más contratos se han extinguido, 57 en total. En la provincia de Alacant la conselleria finiquitaba 34 convenios y consorcios; mientras que en la de Castelló han sido un total de 24 extinciones.

Intervenciones para regenerar bosques, montes y sierras

La repoblación forestal, es decir la aplicación de técnicas para instaurar una masa forestal (espécies arbóreas y arbustivas) desaparecida o inexistente, se lleva a cabo para restaurar el entorno natural, conservar y mejorar la biodiversidad existente, recuperar y restaurar áreas degradadas, proteger los suelos ante erosiones, así como disminuir el riesgo de inundaciones y proteger especies forestales singulares. Unas labores esenciales para la regeneración natural de los bosques, montes y sierras.

Compartir el artículo

stats