Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un grupo de vecinos de Canals monta guardias nocturnas contra los robos

Residentes del diseminado se reorganizan al volver los asaltos tras el levantamiento de restricciones

Vecinos del diseminado de Canals, reunidos tras los últimos asaltos. | LEVANTE-EMV

Los ladrones vuelven a la carga en el diseminado de Canals. Dos asaltos frustrados en pocos días han sido el detonante para que un grupo de vecinos de las zonas de les Moles, Estepar y Viñals decidan autoorganizarse y montar guardias nocturnas con el objetivo de prevenir nuevos robos en sus viviendas.

No es la primera vez que lo hacen. En verano de 2020, una oleada de asaltos con fuerza disparó la inquietud vecinal y obligó a reforzar los controles policiales en los accesos. Entonces, los residentes ya optaron por hacer piña con la implantación de una serie de medidas de autoprotección entre las que se incluían un sistema de alertas inmediatas y la realización de patrullas por las noches. Sin embargo, con el incremento de las restricciones sanitarias por la pandemia, los casos de sustracciones cesaron y la actividad del colectivo decayó.

Ahora, los vecinos han vuelto a reunirse después de que la pasada semana unos merodeadores con intenciones ilícitas fueran sorprendidos hasta en dos ocasiones tratando de acceder a una misma caseta. En la primera ocasión, un perro los ahuyentó y, al día siguiente, de nuevo fueron avistados mientras entraban en la finca con linternas.

Piden cámaras en los accesos

La respuesta de los residentes ha sido distribuirse unas rutas aleatorias y unos horarios para avisar de posibles intrusos en las inmediaciones de las viviendas. «Ha sido levantar las restricciones y a los cuatro días han vuelto a intentar entrar en nuestras casas», señala Ricardo Micó, uno de los integrantes de un colectivo que ha iniciado ya los trámites para legalizarse como asociación.

Aunque cada vez son más los propietarios que se instalan cámaras y otros elementos disuasorios en sus inmuebles, el grupo de inquilinos pide que se ponga viodevigilancia en las entradas y salidas de Canals y en los accesos al diseminado, a la espera de mantener una nueva reunión con el consistorio. Hace un año, el ayuntamiento actuó ante las demandas vecinales con la creación de una línea de comunicación permanente con representantes de tres zonas de los diseminados de la localidad y fuerzas policiales para reforzar el seguimiento de los asaltos denunciados y prevenir nuevos robos.

Compartir el artículo

stats