Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno aparca otro año más las inversiones en la línea Xàtiva-Alcoi

Los presupuestos de 2022 solo concretan en las tres comarcas los últimos 8 millones para terminar la A-33 en la Font y la inversión en el regadío de la Vall

El tren Xàtiva-Alcoi, que atraviesa la Vall d’Albaida. | PERALES IBORRA

Nada nuevo bajo el sol. El proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2022 que esta semana ha presentado el Gobierno central para su tramitación parlamentaria encierra pocas sorpresas en lo que a inversiones se refiere en el ámbito territorial de la Costera, la Canal y la Valla d’Albaida. Las obras en el tramo de 12,5 kilómetros de la nueva autovía A-33 que enlaza la A-31 y la A-35 en término de la Font de la Figuera -una actuación consignada por primera vez en 2005 que se eterniza en el tiempo- acaparan la práctica totalidad de los fondos asignados a proyectos específicos en las tres comarcas: 8,38 millones de euros que deberían servir para culminar definitivamente los trabajos durante el ejercicio próximo tras retrasarse un año más el grueso de la última aportación que le queda por inyectar al Ministerio de Transportes y Movilidad para rematar la hoja de ruta en la citada carretera.

La otra inversión plurianual que se plasma en las cuentas de 2022 se cuantifica en 300.000 euros y va enfocada a la financiación de la segunda fase de las obras de modernización de 400 hectáreas de regadíos en la Vall d’Albaida, con los 216 agricultores de la Comunidad de Regantes de Bèlgida como principale sbeneficiarios. El Ministerio de Agricultura, a través de lasociedad mercantil Seiasa, firmó un convenio recientemente con esta entidad cuyo primer paso era la ejecución de un aplanta solar fotovoltaica. De cara a 2023 se proyecta otra aportación de 285.000 euros para completar los trabajos.

Mejoras ferroviarias en el aire

En cambio, los presupuestos no reservan ninguna partida específica para la línea de tren Xàtiva-Alcoi pese a los compromisos pendientes del Gobierno, las reiteradas demandas de las administraciones más pegadas al territorio y las numerosas deficiencias que arrastra el servicio por los incumplimientos de las inversiones anunciadas hace doce años. La inicial ausencia de fondos para revitalizar el trazado en las cuentas de 2021 se corrigió posteriormente con la inclusión de una enmienda de Compromís que situaba en tres millones de euros la cuantía a invertir en dos años.

El pasado mes de septiembre, sin embargo, tanto la coalición valencianista como el PP recordaron que el Ejecutivo central aún tiene pendiente una inyección de 22 millones en la línea que llegaron a consignarse pero no se vieron materializados. La partida para Cercanías fijada en el presupuesto de 2022 es uno de los grandes caballos de batalla que ya ha esbozado la coalición valencianista de cara a la negociación de las cuentas y podría condicionar su apoyo parlamentario a las mismas. Las quejas por el funcionamiento de la línea se han agravado con la pandemia.

En junio, el Gobierno anunció una inversión de 7 millones para sustituir los terraplenes del trazado ferroviario por viaductos a su paso por los barrancos de Torrella y Forcall, pero la partida no se especifica en las cuentas.

El borrador de Presupuestos tampoco hace referencia a la construcción de la presa de laminación de avenidas de Montesa, otro proyecto largamente aplazado para solucionar el peligro de inundaciones que sufren los municipios de la Ribera cuya puesta en marcha la Confederación Hidrógrafica del Júcar ha pospuesto a 2033.

Respecto a las obras de la A-33, desde el Ayuntamiento de la Font de la Figuera señalan que solo están pendientes de la cesión definitiva por parte del Estado de la N-344 que cruza el municipio. En la nueva autovía entre Cieza y la Font, los presupuestos de 2022 incorporan otras dos partidas de 3,5 millones y 15,7 millones respectivamente en 2022 para ejecutar en enlace de la N-344 con la A-31 y el enlace entre la C-3223 en Yecla con la citada carretera nacional. Esta última intervención se alargará hasta 2024 y es la última que se prevé en la A-33.

Compartir el artículo

stats