Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El toque manual revive en la Llosa 60 años después

La iglesia de la Natividad recibirá dos nuevas campanas para mejorar el equipamiento

Uno de los momentos del volteo de campanas del pasado domingo.

El toque manual de campanas volvió a la Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora de la Llosa de Ranes el pasado domingo durante un acto festivo. La emoción y la tradición estuvieron más que presentes y los ciudadanos pudieron rememorar unos usos cotidianos de hace más de 60 años

Los campaneros de Moixent viajaron hasta el municipio de la Costera y ayer confirmaron que esta tradición no se realiza en la localidad desde el año 1960: «Así lo atestiguan los registros que aparecen en un libro de cuentas del archivo parroquial», afirman.

El volteo manual volvió a la Llosa de Ranes con motivo de la «baixà» y la misa solemne del Cristo del Milagro.

«Las campanas recibieron la imagen del Cristo al llegar a las primeras casas del pueblo y también lo acompañaron durante el recorrido de la procesión y a la entrada de la imagen patronal en la Iglesia Parroquial», comentaron desde la colla de «campaners».

Más tarde, los repiques también resonaron para la misa, realizando los toques de convocatoria, el «toc d’alçar a Déu» y el volteo al final de la celebración.

Tres integrantes

Los mecanismos del campanario de la Iglesia de la Llosa de Ranes voltearon de forma manual gracias a la intervención tres miembros de la agrupación de «campaners» de Moixent. Tras la experiencia, desde la entidad destacaron ayer las dimensiones de la campana ‘Cristo del Milagro’, «que es la más grande del campanario y está datada en el año 1910».

El campanario de la Llosa de Ranes cuenta con tres campanas diferentes en la actualidad. Desde la agrupación localizada en Moixent comentaron que su estado de conservación es «regular»: «La pequeña, bautizada como ‘María Natividad’ está datada en 1910 y se encuentra agrietada. No se puede tocar. La campana ‘Virgen del Nacimiento’ se refundió en 1956 y la ‘Cristo del Milagro’ —también del año 1910— tienen yugo metálico y motor de volteo continuo», comentaron los especialistas.

Dos nuevas unidades

A su vez, se prevé que pronto lleguen dos nuevas campanas al edificio religioso emplazado en la Llosa de Ranes.

Se tratan de una nueva campana dedicada a la Mare de Déu del Carme y del Rosari, de idénticas dimensiones que la pequeña que está rota. «La sustituirá e irá equipada con un yugo de madera para proteger la campana y la estructura de la torre. También llegará otra campana refundida para la Ermita del Cristo del Milagro», comentaron las mismas fuentes.

«Agradecemos esta oportunidad de tocar las campanas en La Llosa de Ranes al actual párroco de La Llosa, que lo ha sido durante 21 años de Moixent y que fue el precursor del toque manual de campanas en nuestro pueblo y en nuestra asociación», comentaron desde la colla de campaners.

Compartir el artículo

stats