Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La residencia proyectada en la antigua cantera de Barxeta se reduce para cumplir la ley

La promotora invertirá 5,7 millones de euros en un complejo con 150 plazas para mayores que pretende revitalizar una zona degradada

Recreación de los espacios ocupados por la futura residencia en la antigua cantera. | LEVANTE-EMV

La empresa de Xàtiva que promueve una residencia para 150 personas mayores en los terrenos de una antigua cantera de arcillas de Barxeta ha presentado ante la Generalitat una nueva propuesta modificada de actuación en respuesta a los requerimientos para adaptar el proyecto a la normativa y lograr todos los permisos necesarios.

El último borrador de la iniciativa, cuyo coste estimado se sitúa en 5,7 millones de euros, reduce el volumen principal del complejo a edificar, suprimiendo la última planta de dos de los tres bloques planteados, que se sustituirían por sendos áticos retranqueados, en cumplimiento de las normas urbanísticas. Pese a los cambios introducidos, la promotora Residencial Lago Barxeta, SL prevé mantener intacto el número de plazas inicial de la residencia, redistribuyendo los servicios complementarios y trasladando 30 habitaciones a la planta baja de uno de los bloques.

En el camino hacia la obtención de la Declaración de Interés Comunitario precisada para la actividad, que se asentaría sobre una superficie de casi 10.000 metros cuadrados de suelo no urbanizable, la empresa ha reunido ya los informes favorables (aunque condicionados a determinados requisitos) del Ayuntamiento de Barxeta, la Conselleria de Agricultura y Desarrollo Rural, la Diputación de València y los departamentos autonómicos de Carreteras o Minas, entre otros.

En uno de ellos, el área de carreteras de la corporación provincial advirtió hace unos meses de la necesidad de que la nueva actividad quede fuera de la zona de protección de la carretera CV-600 entre Xàtiva y Simat que dará acceso a la futura residencia. La diputación también pidió cambiar de sitio la intersección prevista para entrar a la parcela o modificar el trazado del tramo con tal de garantizar una buena visibilidad en el cruce, junto a la exigencia de otros elementos de seguridad.

La promotora se ha comprometido a buscar la máxima integración del proyecto desde el punto de vista paisajístico. Toda la edificación residencial se concentrará en la superficie libre de vegetación de los terrenos a ocupar, protegiendo el arbolado existente y manteniendo las características del entorno, mediante una implantación «adaptada a las características y la topografía» de la parcela, según se refleja en su última propuesta. La intervención, además, se aprovechará para recuperar y regenerar el paisaje que en su momento quedó alterado por la explotación minera del Tossal Negre, y que en la actualidad se halla en estado de abandono, sin uso ni ningún tipo de mantenimiento.

El complejo se diseña semienterrado en la plataforma artificial generada como consecuencia de la extracción de tierras de la antigua excavación, que provocó una alteración de la topografía natural del emplazamiento. Esta idea, junto al uso de cubiertas vegetales, ayudarán a minimizar el impacto visual.

Además, la actuación incluye la creación de un embarcadero junto al «lago» artificial dela cantera.

La firma pide un canon reducido

La empresa estima que las obras supondrán la creación de 40 puestos de trabajo en una zona castigada por el desempleo, por lo que ha pedido que se le reduzca en un 50 % el canon de uso y aprovechamiento que deberá abonar a cambio de la obtención de la Declaración de Interés Comunitario. Si esta demanda se cumple, la promotora tendrá que pagar 57.347 euros por los 30 años que dura el permiso, a razón de 1.912 euros anuales.

Un informe del consistorio de Barxeta validó el proyecto por su «incidencia positiva» en el desarrollo y mantenimiento sostenible de la zona, puesto que revitalizará y recuperará unos terrenos de elevado valor donde no hace mucho se suspendió la instalación de un gran vertedero de residuos industriales tras la movilización vecinal.

Una constructora con más de 20 años de experiencia en la Costera

Con sede en la calle Reina de Xàtiva, Residencial Lago Barxeta, SL comparte domicilio y administrador único con la constructora Víctor Tormo SL, que ha desplegado numerosos proyectos tanto en la zona de la Costera como en toda la Comunitat Valenciana durante sus 20 años de experiencia. La empresa, nacida en Barxeta, ha participado recientemente en la rehabilitación del Palau dels Milà de Albaida, en las reparaciones del canal de Bellús de Xàtiva, en el Palacio Alameda de València o en el Oceanogràfic.

Compartir el artículo

stats