Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aplazan la declaración de Roger Cerdà por la querella de las colonias felinas

La jueza admite el recurso del consistorio y suspende la citación del alcalde de Xàtiva mientras lo analiza

El alcalde Roger Cerdà no acudirá de momento a prestar declaración ante la jueza. | PERALES IBORRA

El alcalde de Xàtiva, Roger Cerdà, y la concejal Reme Sinisterra no acudirán el próximo 2 de noviembre —tal y cómo estaba previsto— a declarar al juzgado ante la querella interpuesta por dos protectoras de la localidad sobre el control de las colonias felinas del municipio.

La jueza que instruye el caso ha admitido a trámite el recurso presentado por el ayuntamiento y, de momento, la declaración como imputados no sigue adelante mientras la magistrada analice los argumentos presentados por los letrados del consistorio.

El alcalde y la titular de Medio Ambiente fueron citados a declarar como imputados ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número cuatro de la capital de la Costera al apreciar la jueza titular «indicios de sendos delitos de prevaricación y maltrato animal».

En el quid de la cuestión se encuentra el cese del convenio que el consistorio tenía con las entidades «Una huella en el corazón» y «CES Control de Colonias Felinas de Xàtiva» para el control y la protección de las colonias de gatos de la ciudad. Según se anota en el documento de la querella, en el último censo elaborado antes del final del acuerdo se registraban 213 gatos, «45 de ellos hembras sin esterilizar y en edad fértil». Desde entonces, las gatas han procreado en tres ocasiones —siempre según los argumentos de las denunciantes— y han dado lugar a 810 nuevos nacimientos. Con ellos, la población de felinos callejeros ha crecido hasta los 1023 ejemplares.

Consultado por este diario por la situación, Roger Cerda argumentó el pasado 11 de septiembre que la decisión de rescindir el contrato estaba fundamentada por informes técnicos: «El departamento de Medio Ambiente atestiguaba que no se estaban cumpliendo los términos del convenio, lo que aconsejaba el fin del acuerdo de colaboración», apuntó el primer edil, explicando también sus intenciones de «colaborar al máximo con la justicia».

El nuevo plan municipal para el control de las colonias felinas se aprobó por el pleno el pasado mes de septiembre. Fuentes municipales explicaron ayer que desde entonces se hacen gestiones para aumentar el número de voluntarios adscritos.

Compartir el artículo

stats