Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Enguera pone límites a las peñas con multas que alcanzan los 3.000 euros

La nueva ordenanza obliga a los usuarios de los locales a inscribirse en un registro y les insta a facilitar la convivencia vecinal en las fiestas

Vista general de la población de Enguera. | PERALES IBORRA

Enguera quiere poner coto al desenfreno que se adueña de los locales empleados por las «peñas» cada vez que se celebra algún acontecimiento festivo en la localidad. Una nueva ordenanza municipal que acaba de entrar en vigor pretende regular la apertura y el funcionamiento de los casales festeros para garantizar una «convivencia vecinal normalizada» entre usuarios, propietarios y el resto de vecinos, mediante la creación de un registro de obligada inscripción y el establecimiento de un régimen sancionador específico, con multas que oscilan entre los 500 y los 3.000 euros.

Los tradicionales locales destinados a las peñas se conciben como «espacios de reunión para grupos de amigos» que albergan actividades de ocio, según refleja la normativa. Sin embargo, el ruido que generan y la falta de limpieza suelen ser una fuente de conflictos que altera la convivencia entre aquellos que hacen uso de ellos y la comunidad de vecinos. La ordenanza hace hincapié en que en los casales normalmente suelen servirse bebidas, alimentos y música, actividades que, aunque tienen carácter privado y son de acceso restringido a los miembros de la peña y a quienes éstos autoricen, «acaban repercutiendo en la vida diaria de otros vecinos» por las molestias que propician relacionadas con la contaminación, acústica, los olores o los humos.

El objetivo del texto, pues, es asegurar que los locales de fiestas reúnen «las condiciones mínimas de habitabilidad, seguridad e higiene» y evitar todo tipo de problemas y riesgos tanto a los propietarios de los inmuebles, como a los usuarios y a los residentes. Aplicando la nueva regulación, los locales de las peñas deberán inscribirse en un registro municipal en el que se dejará constancia de la identidad de uno de sus representantes (mayor de edad) y del propietario del almacén. Entre los requisitos exigidos figura la ubicación del local y la relación de los integrantes del mismo, junto a la autorización paterna en caso de que sean menores de edad.

El representante de la peña tendrá que firmar una declaración responsable comprometiéndose a respetar las obligaciones contenidas en la ordenanza. El certificado de inscripción del local -con los datos anteriores- se expondrá en la fachada del mismo. Entre las determinaciones que deberán asumir las peñas está la de ajustar su periodo de actividad al día y hora de inicio y finalización del calendario oficial de las fiestas patronales, con lo que sus locales no podrán albergar actividad fuera del periodo establecido. Dentro del mismo, solo tendrán permitido funcionar de 8 a 2 de la mañana, hora a partir de la cual deberán cerrar, excepto las tres noches de más fiesta en las que el horario se ampliará hasta las 4 de la madrugada. El representante de cada grupo, como subraya la normativa, deberá encontrarse «localizado» y «a disposición de los agentes de la Policiá Local» durante todo el tiempo que dure la apertura.

Extintores y baños

Entre otras medidas de seguridad, la ordenanza municipal obliga a instalar extintores en los locales, que deberán mantener las puertas y salidas libres de cualquier obstáculo, así como disponer de servicios de WC, agua potable y cumplir las mínimas medidas de salubridad e higiene. Además, la emisión de ruidos deberá ajustarse a un nivel máximo de decibelios permitido y en los casales no podrán instalarse equipos de música con una potencia superior a 40 watios, ni etapas de potencia ni mesas de mezclas. La ordenanza faculta incluso al personal del ayuntamiento para «decomisar» bebidas alcohólicas en los locales constituidos íntegramente con menores de 18 años y «prohíbe» el consumo de drogas en el interior de los inmuebles.

El incumplimiento de alguna de las citadas medidas puede conllevar multas de hasta 500 euros si la infracción es leve, de hasta 1.000 euros si es grave yde hasta 3.000 euros si es muy grave.

Compartir el artículo

stats