Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piden recalificar 12 hectáreas forestales para ampliar un 53% la cantera de Bellús

La promotora modifica sus planes iniciales y excluye la explotación inicialmente prevista de los terrenos que se quemaron en el incendio de 2005

Cantera en término de Bellús, en una imagen de archivo. | PERALES IBORRA

La empresa titular de la cantera de áridos de Bellús ha retomado las gestiones para reunir todos los permisos de la Generalitat con la intención de ampliar la superficie de la explotación minera que funciona sobre las elevaciones de la Serra Grossa desde 1991. Los planes de Cantera La Torreta, SAU pasan por sumar 11,8 nuevas hectáreas al sur de la actual zona de extracción autorizada (que ocupa 22,4 hectáreas), lo que supondría un crecimiento del 53 % del ámbito de actuación en el que ahora mismo se despliega la actividad.

El proyecto implica la necesidad de recalificar terrenos no urbanizables de protección forestal para acomodarlos a un uso minero que no está previsto por el planeamiento vigente de Bellús, una solicitud que conlleva la exigencia de someter la actuación a un procedimiento de evaluación ambiental y territorial estratégica. La promotora ha presentado un Plan Especial y está a la espera de conseguir los informes favorables de todos los organismos implicados antes de iniciar la ampliación de la actividad.

En realidad, la titular de los derechos mineros ya desplegó en 2007 un primer intento para incrementar la superficie de la cantera mediante un borrador de actuación que únicamente llegó a ser autorizado de forma provisional por una serie de complejidades que surgieron a lo largo del procedimiento. Pese a reunir varios dictámenes favorables, las contradicciones entre distintos departamentos de la administración autonómica y los retrasos en la notificación a la empresa de algunas deficiencias a subsanar en el Plan terminaron dejando en punto muerto la iniciativa.

En 2013, la subdirección general de Evaluación Ambiental informó de que la ampliación propuesta podía ser ambientalmente viable siempre y cuando se tuvieran en cuenta una serie de consideraciones, entre las que destacaba la necesidad de modificar el ámbito de crecimiento del Plan Especial para excluir la superficie afectada por el incendio de mayo de 2005 que quemó 400 hectáreas en las inmediaciones de la cantera. De hecho, la intención inicial de la promotora era ampliar la superficie por este ámbito, pero el suceso impidió utilizar dicha porción de suelo, como marca la ley.

Extracción de caliza

La ampliación, que se proyecta a más de 500 metros del núcleo de población de Bellús, supondrá una modificación del uso del suelo afectado, un mosaico irregular de pastizal y matorral que pasaría a ser una zona de extracción de caliza. Con este fin, la empresa plantea desbrozar la superficie elegida y proceder «a la rotura y eliminación del suelo», alterando la morfología del ámbito pero «sin afectar ni a hábitats ni a especies protegidas» por la legislación vigente. El nuevo Plan Especial registrado por la promotora apela al hecho de que la cantera funciona desde hace dos décadas con todas las medidas preventivas y correctoras en marcha para justificar su crecimiento en una zona en la que los recursos mineros «son los más apropiados» y después de haberse colmatado todo el suelo de las inmediaciones donde la actividad extractiva sí estaba permitida.

Según esgrime el Plan, de no ampliarse la cantera localizada en Bellús, la demanda de calizas se podría cubrir con otras explotaciones, pero se incrementaría la presión para la apertura de nuevas concesiones mineras, dado el aumento considerable de la distancia entre el origen y el destino de los materiales extraídos. El documento hace hincapié en la posibilidad de aprovechar el «avanzado estado» al que llegó la tramitación previa para agilizar el papeleo y subraya que la administración autonómica ya reconoció en el pasado «la viabilidad del proyecto».

El nuevo ámbito representa un 2,5 % de la superficie protegida local

El nuevo ámbito de actuación que se incorporaría a la cantera Serra Grossa de Bellús tras las ampliación propuesta por la empresa representaría un 2,5 % de la superficie total de protección forestal existente en el planeamiento urbanístico vigente de la localidad de la Vall d’Albaida. El Plan Especial presentado por la promotora defiende la minimización de los impactos que pudieran derivarse de la explotación y descarta la afección de cauces protegidos o la apertura de nuevos caminos de acceso a la actividad minera.

Compartir el artículo

stats