Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El contagio de tres niños obliga a confinar una clase del CRA La Costereta

El grupo afectado del centro que agrupa a Llanera de Ranes, Cerdà y Torrella realizará la actividad escolar desde casa hasta el 2 de noviembre

Aulario de Llanera de Ranes del CRA La Costereta, que agrupa también a Cerdà y Torrella. | LEVANTE-EMV

El contagio por covid-19 de tres alumnos del CRA La Costereta, que agrupa a los municipios de Llanera de Ranes, Cerdà y Torrella, ha obligado a confinar una clase y a poner en marcha el protocolo de conselleria para estos casos, y los estudiantes afectados están realizando ya las tareas escolares desde casa, de manera telemática. El funcionamiento en clases burbuja en los colegios ha permitido que el resto de clases no vean alteradas su actividad y siguen con clases presenciales, mientras que el grupo confinado, del que desde el centro educativo han evitado precisar a que edades afecta (en las aulas de colegios rurales agrupados hay niños y niñas de varias edades), sigue el curso de manera online. De momento permanecerán confinados en casa hasta el próximo 2 de noviembre.

El contagio, que atañe a escolares de tres localidades, ya ha motivado que en alguna de ellas se tomen medidas para evitar el incremento de infectados. Así, el Ayuntamiento de Cerdà ha suspendido las actividades extraescolares que se llevan a cabo en un edificio municipal con niños que acuden al colegio. Son clases de baile moderno y taekwondo, que ya habían iniciado el curso, así como clases de inglés y robótica, cuyos cursos tenían que comenzar la próxima semana y que se posponen una semana y comenzarán el 8 de noviembre, cuando está previsto que se retome las extraescolares.

El alcalde de Cerdà, José Luis Gijón, manifestaba ayer que «por prevención, hemos suspendido las actividades extraescolares hasta el próximo 8 de noviembre. Unos días antes hablaremos con el colegio para ver la evolución de los casos y si está todo controlado, el día 8 del mes próximo regresarán las extraescolares». Gijón afirmaba que «no hay peligro, la situación no es preocupante» —solo son tres contagios— pero suspendían estas actividades «para evitar contribuir a la propagación del contagio y que se puedan infectar más personas».

Compartir el artículo

stats