Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los grabados de la familia Borja del profesor Ortolá

Lanzan una edición limitada con imágenes de Calixto III, Alejandro VI, Lucrecia y César Borja

Los grabados de la familia Borja del profesor Ortolá

El convento de Sant Domènec acogió ayer la presentación de la Fira Borja, un evento centrado en una de las familias de mayor renombre de la historia del municipio. Xàtiva se impregnará durante una semana del legado del clan Borja, a través de diferentes actos programados hasta el próximo 1 de noviembre. De forma solapada, el excatedrático de Historia y expolítico setabense Ramón Ortolá está ultimando los preparativos para lanzar una serie limitada de cuatro grabados con las faces de los que quizá sean los miembros más notorios de la dinastía: Calixto III, Alejando VI, Lucrecia Borja y César Borja.

Ortolá lanzará cincuenta carpetas con dibujos propios, que han sido estampados por Ángela Malysheva. Reconoce que la cercanía temática se debe a una casualidad: «Llevo más de un año trabajando en el proyecto, que ahora sea la Fira Borja ha sido una sorpresa, agradable, pero una sorpresa. De verdad».

Al principio, el autor pensó en lanzar diez conjuntos de cuatro grabados, pero la colaboración de Amics de la Costera y el Centre Excursionista de Xàtiva ha aumentado la tirada hasta las 50 carpetas. Así, conocidos suyos y socios de las dos entidades serán los destinatarios del trabajo.

El autor ha tomado como guía dos cuadros de Juan de Juanes —los retratos de ambos papas—, una obra de Bartolomeo Veneto —Lucrecia Borja— y el reconocible retrato de Altobello Melone sobre el militar que inspiró «El Príncipe» de Maquiavelo.

«Transformar una pintura en grabado no es fácil. No es mi primera aventura de este tipo, aunque había hecho más paisajes», expuso ayer Ortolá.

En este caso ha apostado por la técnica del grabado calcográfico: «Se barniza una placa de zinc y se dibuja sobre ella. Has de ir con mucho cuidado, no te puedes equivocar», apuntó.

Figuras «diferentes»

El autor ya participó en 1992 en la edición de un vídeo temático sobre la relación de Xàtiva y la familia Borja. Tiene claro que hay que diferenciar entre la figura de Calixto III y sus descendiente: «Él fue totalmente ejemplar, no hay mácula en su biografía. Al papa Alejandro VI y a sus hijos se les critica por su endogamia y el nepotismo, cuando lo que nos encontramos es a una familia extranjera que ha llegado al poder en Italia y que lucha para preservarlo. Actuaron como las familias importantes de aquella época».

«Con los valores actuales las situaciones son muy duras, pero hay que poner las cosas en su contexto. Todos los grupos de presión de aquella época actuaban igual. Quizás César Borja fue el que se apartó un poco más del resto», argumentó el grabador. «Con los Borja ha pasado como con muchos otros personajes. Hay vaivenes, a veces se les hacen reconocimientos como en el 92 y luego se olvidan de ellos. Ahora, la Fira es una buena idea», apostilló.

Compartir el artículo

stats