Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El número de mayores que viven solos crece durante la pandemia

La Costera, la Vall d’Albaida y la Canal de Navarrés ganan 355 hogares unipersonales de residentes con más de 65 años durante 2020, llegando a un total de 8.224 en las tres comarcas

Un vecino de Quesa descansa en una silla ante la puerta de su casa, en una imagen de archivo. | PERALES IBORRA

La crisis del coronavirus ha dejado una honda factura en la sociedad, tanto a nivel autonómico como comarcal. Durante más de un año y medio, la pandemia ha causado un giro de 360 grados en el día a día de los ciudadanos de todas las edades. Nada volverá a ser igual. Y los mayores han sido, sin duda alguna, uno de los colectivos que más han sufrido los embates procedentes del virus. Uno de los colectivos que más ayuda del resto ha necesitado.

Los golpes del covid también han tenido influencia en la demografía. No podía ser de otra forma. Así, los datos oficiales del Portal Estadístico de la Generalitat Valenciana confirman que el conjunto de mayores que viven solos ha aumentado un 4 % durante el último año en la Costera, la Vall d’Albaida y la Canal de Navarrés.

Las estadísticas oficiales atestiguan que a cierre de 2020 —con el covid ya más que presente en nuestro día a día— había un total de 3.187 hogares unipersonales cuyo morador tenía más de 65 años en la Costera, por 4.126 en la Vall d’Albaida y 931 en la Canal.

Si se comparan dichos registros con los del año 2019, se confirma un aumento de 355 casos en las tres comarcas. El número de mayores sin compañía ha crecido durante la pandemia.

En total, las tres comarcas albergan 8.224 hogares unipersonales con residentes de más de 65 años de edad. A su vez, los datos también confirman que en la mayoría de los casos se trata de mujeres que viven solas. Un total de 6.062 vecinas de la Costera, la Vall y la Canal se encuentran en esta situación, lo que equivale a un 73 %. O lo que es lo mismo: en tres de cada cuatro hogares unipersonales de más de 65 años subsiste una señora sin familiares.

10.438 menores de 65 años

Las estadísticas oficiales también confirman que cerca de 10.500 adultos —10.438 concretamente— menores de 65 años viven solos en las tres comarcas.

Así, un total de 4.176 residentes de la comarca de la Costera se encuentran en esta situación, por mil vecinos de la Canal de Navarrés y 5.307 de la Vall d’Albaida.

Al contrario que en el colectivo anterior, en este caso el grupo masculino es más numeroso. Así, en las tres comarcas residen un total de 6.071 hombres menores de 65 años independientes, lo que representa cerca del 58 % . Los registros oficiales también confirman que en este caso ha descendido el número de hogares de este tipo. Así, la pandemia ha causado una disminución en el número de adultos menores de 65 años que viven sin compañía.

Uno de los factores que puede haber sido clave en esta tendencia es el empeoramiento de la economía. La sucesión de regulaciones laborales —plasmadas en las figuras de los ERES y los ERTES— ha tenido una negativa influencia en las cuentas domésticas. Quizá por ello, muchos de los ciudadanos que apostaban por la independencia en el hogar en algún municipio de la Costera, la Vall o la Canal se han visto obligados a volver al núcleo familiar para eliminar gastos mensuales considerables como el alquiler —o incluso la hipoteca en el caso de lograr una venta del inmueble— con el objetivo de intentar salir del paso y de las dificultades ocasionadas por la pandemia.

Compartir el artículo

stats