Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las peñas alertan de los peligros del recorrido reducido del ‘Bou en corda’

La entidad taurina pide a los festeros de la Puríssima que reconsideren el nuevo itinerario por el temor a los tapones y la masificación dado que las obras no interrumpirán el paso en el Pont Vell

Corredores en el «bou en corda» de Ontinyent de 2019. | PERALES IBORRA

El recorte del recorrido del tradicional «bou en corda» de la Puríssima que en menos de un mes tomará las calles de Ontinyent ha provocado un encontronazo entre las peñas taurinas y la asociación organizadora de las fiestas, que se retoman este año después del parón de la pandemia.

A través de un comunicado, la Associació Bou i Corda ha advertido de que los cambios planteados -en virtud de los cuales se suprime la subida al barrio de la Vila y el paso por el Pont Vell- no solo alteran sustancialmente el trazado histórico de la cita, sino que también pueden representar un problema para la seguridad de los participantes por la masificación.

Según este colectivo, la modificación puede ocasionar un «tapón enorme» de corredores una vez hayan cruzado la zona del ayuntamiento y se dirijan a uno de los ámbitos donde más aglomeraciones se suelen producir año tras año, esta vez afectado por los cierres del recorrido. Bou i Corda avisa de que esta reducción puede dejar a los aficionados en un «callejón sin salida». En la peña temen que se produzcan «incidentes» que puedan conllevar «una mala propaganda y una mala imagen del bou en corda», por lo que invitan a los organizadores a meditar su decisión en los próximos días.

La Asociación de Fiestas de la Puríssima justifica el nuevo itinerario invocando los encuentros mantenidos con las autoridades municipales y apuntando a las obras previstas en algún punto, entre otros condicionantes. Sin embargo, a juicio del presidente de la asociación taurina, Juan Beneyto, «hay razones para poder hacerlo como se ha hecho siempre por la seguridad de los corredor, por masificación y por covid». Beneyto revela que las obras previstas por el ayuntamiento sobre el Pont Vell -uno de los enclaves eliminados del recorrido- no serán ningún inconveniente porque para esas fechas el puente será «totalmente transitable», dado que los trabajos comenzarán por la parte inferior de la infraestructura, de modo que su circulación no se cortará. Fuentes del consistorio confirman a este diario que dicha actuación no sería ningún impedimento para que el Pont Vell pudiera utilizarse durante los festejos.

«Si hay permiso del ayuntamiento, que creemos que lo hay, no entendemos por que se quita este punto del recorrido», ahonda el presidente de Bou i Corda, matizando en todo caso que intención del comunicado no es desencadenar «una guerra entre peñas», sino «manifestar una opinión, intentar ayudar y llegar a un consenso con los organizadores». La asociación taurina insiste en que el Pont Vell forma parte intrínseca de la idiosincrasia del bou en corda. «No concebimos un festejo sin que el astado cruce este monumento como lo hacía desde el siglo XVI. Quitarlo del recorrido es como olvidar parte de nuestra historia y desprestigiar todo el trabajo que hicieron nuestros antepasados, conservando esta tradición», mantienen, para rematar indicando que los cambios ignoran a los vecinos del Camí dels Carros y Cantereria al alejarlos del trazado.

Hasta 15 días para hacer cambios

Beneyto remarca que la organización tiene hasta 15 días antes del festejo-programado durante los días 4 y 5 de diciembre- para poder modificar el recorrido y obtener el permiso de la conselleria, por lo que confía en que la cuestión se aborde en la próximo reunión prevista para el lunes.

Desde la Asociación de la Puríssima, en cambio, defienden los cambios en virtud de las conversaciones mantenidas con el consistorio y los condicionantes que en los diferentes encuentros se han ido poniendo encima de la mesa, haciendo hincapié en que hasta ahora el itinerario no había encontrado ninguna objeción. En cualquier caso, fuentes del colectivo promotor emplazaron al lunes para dar una respuesta a las manifestaciones de la peña taurina, a la expectativa de acercar posturas a última hora de ayer durante el acto de presentación del cartel del «bou en corda» en la Casa Parroquial Santa María de Ontinyent.

Si no se decide ningún cambio, los seis toros de la fiesta saldrán de un camión en la calle de San Jaime, a la altura del edificio de Telefónica y se recogerán en otro camión instalado al final de la Plaça de Baix. El itinerario quedaría reducido a este punto, Trinitat, Roses, la plaza del ayuntamiento, la Placeta de l’Escura, el Ravalet y el Regall.

Compartir el artículo

stats