Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

David Maes: "Los 5.000 € vienen bien, pero traer mi obra a España es clave"

El ganador de la XVI Bienal Internacional de Grabado Josep de Ribera visita Xàtiva por primera vez y destaca el alto nivel de un certamen «profesional y de notable alcance»

Julio Cabrera, Roger Cerdà, David Maes y Raquel Caballero. PERALES IBORRA

En la imagen se aprecia un claro contraste entre la nieve, la vegetación y un camión que circula por una carretera. La composición en blanco y negro acentúa su realismo. El espectador, por momentos, duda si está observando un grabado o una fotografía. David Maes recogió ayer en Xàtiva su premio como ganador de la XVI Bienal Internacional Josep de Ribera, un certamen ya asentado en el panorama cultural del municipio setabense.

Julio Cabrera, Roger Cerdà, David Maes y Raquel Caballero.PERALES IBORRA

De origen canadiense y afincado en Francia, el autor visitó ayer por primera vez la capital de la Costera y, antes de participar en la tradicional recepción, atendió a Levante-EMV. Consultado por sus sensaciones, reconoció la importancia del galardón recibido: «Los 5.000 euros del premio vienen bien, pero lo más destacable es poder traer mi obra a España».

«Los artistas encadenamos muchos gastos, a veces no tenemos las cosas fáciles y premios como éste ayudan. Es un concurso muy interesante, de gran nivel y un alcance más que notable», prosiguió. La obra ganadora — titulada «Autopista cuatro ciento y uno IV»— forma parte de una serie de grabados sobre una vía de su país natal: «Es la autopista más aburrida del mundo, pero la verdad es que me inspira». «Es una carretera que se inició en la década de 1940 y se extiende por más de 800 kilómetros desde Windsor, una pequeña ciudad donde nací, y la frontera entre las provincias de Ontario y Quebec. He viajado por ella muchas, muchas veces y por eso se ha convertido en una especie de metáfora de mi vida», argumentó.

«También es un tema que me permite explorar una cierta idea de nuestra relación con la naturaleza. El paisaje canadiense es inmenso y somos bastante insignificantes en comparación con esta inmensidad. Creo que es importante tener esto en cuenta si queremos definir nuestro lugar en el mundo», explicó Maes.

También reconoció que no había estado nunca en Xàtiva: «Todavía no conozco la ciudad. He venido para la entrega y espero explorar... ¡Quizás encuentre la inspiración aquí!». Sin embargo, sí conoce València: «Descubrí la ciudad en 1987 gracias a una amiga pintora, Francisca Revert. Con ella expuse en la Galería Virginia Nieto (que ya no existe) hace unos 15 años. Fue una experiencia positiva porque resultó en conocer a numerosos artistas locales».

«El alcalde de Xàtiva me envió el viernes un mensaje anunciando que había ganado y que estaba invitado a la entrega. ¡Obviamente estaba muy feliz de recibir un mensaje tan inesperado!» finalizó el autor de la obra, un cuadro de 50 x 100 centímetros confeccionado con la técnica de punta seca sobre zinc.

Compartir el artículo

stats