Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los bajos rendimientos y la merma de cosecha arruinan la campaña de la aceituna

Los productores de la Canal, la Vall y la Costera prevén cerrar la temporada de recolección con la mitad de kilos que hace un año

Trabajos de recolección mecánica de la aceituna en una parcela de la Font de la FIguera. | MANUEL ASENSI

La campaña comenzó con los precios al alza y rodeada de buenos presagios. Dos meses después, sin embargo, los principales productores de aceite de la Canal, la Costera y la Vall d’Albaida encaran con perspectivas poco halagüeñas la recta final de una cosecha más corta de lo habitual cuya rentabilidad se está viendo muy lastrada por los bajos rendimientos y la notable merma de producción.

La cooperativa Campo Enguera prevé cerrar la temporada de recolección con alrededor de 3 millones de kilos molturados, aproximadamente la mitad que hace un año. «Nos ha llovido en plena campaña y ha hecho mucho aire que ha perjudicado y ha metido mucha humedad a la oliva», explica el director de la sección de campo y ventas de la entidad, Teodoro Mas.

«Los precios están siendo mejores y han subido un 25 %, pero no nos compensan porque los rendimientos del aceite han caído un 40% por la humedad y se está registrando hasta un 60 % menos de producción que otros años. Es un desastre», coincide en el diagnóstico negativo el oleicultor de Vallada Julián Úbeda.

El mismo apelativo -«desastroso»- utiliza la ingeniera agrícola y responsable de calidad de la Cooperativa Sant Pere de Moixent, Pavlina Peteva, a la hora de describir una campaña que pronostica «corta», puesto que por la almazara pasarán la mitad de kilos que en 2020. «Llevamos 1,5 millones de kilos y tal como están las entradas llegarán como mucho medio millón más. En la temporada pasada ya sumábamos 3 millones a estas alturas», apunta.

Los rendimientos medios del fruto del olivo se están situando de media entre el 14 y el 15 %, muy por debajo de las cifras que se registraban hace un año por las mismas fechas, cuando oscilaban entre el 17% y el 22%. La consecuencia más directa es que habrá mucho menos aceite en el mercado. «No sabemos a ciencia cierta a qué se puede deber la bajada de rendimientos, pero cuando se estaba acumulando la grasa en el fruto los árboles sufrieron una sequía importante, después se puso a llover de manera bestial y el proceso de maduración se frenó, no arrancó correctamente», sostiene Peteva, que pone el foco en que no se han encontrado diferencias significativas de rendimientos entre cultivos de secano y de regadío.

En la cooperativa de la Vall d’Albaida, con sede en Quatretonda, las lluvias han retrasado de forma notable una recogida que avanza muy lentamente, aunque sus responsables todavía se encomiendan al puente de la Constitución para aumentar los pesajes e intentar salvar los muebles de la campaña. «Cuando comenzamos los precios estaban bien, pero han vuelto a bajar. Si empieza la cosecha en Jaén, la nuestra ha acabado», sentencian en la firma.

«El problema es que ahora comienza la campaña en Andalucía y puede redundar negativamente en los precios, al incrementarse el volumen de aceitunas en el mercado», profundiza en el mismo sentir José Simón, gerente de Mediterranean Gourmet Olive Oils, marca comercial de aceites de alta gama que integra a 12 cooperativas valencianas.

Con la mirada en Andalucía

El kilo de aceite ronda ahora los 3,15 euros de media tras un periodo de estancamiento, un precio aceptable que -sin embargo- se ve empañado por los malos rendimientos de la cosecha. «El mercado se ha estabilizado y se están haciendo muy pocas operaciones. Todos estamos pendientes de las expectativas de producción a nivel nacional y de si los precios suben algo o se quedan como están», profundiza el director de Campo Enguera, que augura unas tres semanas más de recolección.

Recolección temprana para mantener la calidad

A pesar de las condiciones adversas, desde la cooperativa Campo Enguera defienden que las calidades del aceite se mantienen altas. «Empezamos pronto a recolectar para que tenga aromas intensos», señala el director de la entidad. Los productores, sin embargo, lamentan que los rendimientos son cada vez más bajos. «Empezamos a recoger el aceite de alta gama con rendimientos del 9-10% cuando lo normal es un 13%», apuntan en la coperativa de Moixent.

Compartir el artículo

stats