Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Voluntarios para acudir a emergencias

Ciudadanos anónimos de Navarrés y Vallada acumulan 201 asistencias en 2021

Bomberos voluntarios del parque de Vallada preparan uno de sus vehículos. | LEVANTE-EMV

El Consorci de Bombers cuenta con siete parques de bomberos voluntarios en la provincia de València. Navarres y Vallada son dos de sus emplazamientos, además de Sinarcas, Ayora, Cofrentes, Chelva y Titaguas. Se trata de instalaciones a las que los efectivos acuden tras ser avisados de un incidente en la zona geográfica que tienen asignada. A diferencia de sus homónimos profesionales, cuentan con 10 minutos de plazo para salir hacia el lugar indicado por los servicios de emergencia.

Su cercanía —todos los parques están situados de forma estratégica en localidades de interior— los convierte en un complemento esencial para los bomberos profesionales. En muchas ocasiones solucionan el problema por sí solos, en otras complementan a los efectivos profesionales una vez han llegado al lugar.

Los parques de bomberos de Vallada y Navarrés acumulan en los primeros once meses de 2021 un total de 201 asistencias. Durante la última semana han auxiliado, por ejemplo, al conductor de un trailer que volcó en la Font de la Figuera, al dueño de un coche que se estrelló en Vallada o han estado más de seis horas recogiendo aceite que un camión repleto de olivas prensadas vertió por la noche, extendiéndose la sustancia entre los municipios de Quesa y Anna.

Soporte a los profesionales

Pepe Murcia es el jefe del parque de bomberos de Alzira y responsable de la zona 5, que también engloba a los parques de Xàtiva, Ontinyent y las instalaciones de bomberos voluntarios de Vallada y Navarrés. Ayer atendió a Levante-EMV y explicó que los bomberos voluntarios ejercen como un soporte de los cuerpos profesionales: «Ellos están de apoyo a los bomberos profesionales. Hablamos de zonas de interior bastante alejadas de los parques convencionales donde estos equipos pueden dar una mejor cobertura». «Pueden ser avisados mientras trabajan y disponen de un plazo de 10 minutos para acudir al lugar indicado desde que se les activa», expuso el mando.

«Hablamos de gente que está formada, pero que actúa por vocación. Normalmente nos encontramos con jóvenes, pero también hay veteranos con 20 años a sus espaldas. Valoramos mucho lo que hacen», apostilló Murcia. Los parques de bomberos voluntarios pueden albergar un máximo de treinta efectivos. Tanto las instalaciones de Vallada como las de Navarrés cuentan en la actualidad con 14 voluntarios. Quedan bastante plazas por cubrir.

Amadeo Garrido y Javier Regües son los jefes de parque en Vallada. Consultados sobre el número de servicios que realizan cada mes, expusieron que en temporada baja realizan una media de siete salidas: «En verano este número se dobla, como mínimo. Además si estamos en alerta nos podemos pasar el fin de semana entero en el parque». Sobre el funcionamiento de los avisos, explicaron que cada uno de los efectivos que forman parte de un turno —de mañana o tarde— disponen de un móvil del Consorci para estar localizados: «Son teléfonos que van rotando. La central nos moviliza, normalmente a pueblos cercanos. Ha habido episodios fuertes como Danas en los que hemos llegado a ir a Alzira o Carcaixent. Cuando la situación lo requiere se tira de lo que hay», expusieron los jefes de parque.

Consultados por si reciben alguna compensación, explicaron que «se llama indemnización por tiempo invertido, no hay relación laboral. Al mes se envía una relación de las asistencias y de ahí salen los números. La media mensual es de 150 euros en temporada baja y de 300 en verano».

César Moreno, por su parte, es el jefe del parque de bomberos de Navarrés. Lleva más de 20 años de bombero voluntario: «He visto pasar a mucha gente. Hablamos de personal que va a turnos. Cuando salen los cursos a veces algunos se empadronan para poder participar y luego se van. Eso no es lo que queremos, necesitamos cubrir las plazas».

Los voluntarios de Vallada y Navarrés forman parte del área operativa 5 junto a los profesionales de Xàtiva, Ontinyent y Alzira. Todas las piezas suman.

Compartir el artículo

stats