Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 12.000 inmuebles seguirán hasta 2025 sin alta velocidad en Internet

Casi 10.000 viviendas de 35 municipios de la Costera, la Vall d'Albaida y la Canal están incluidas en «zonas blancas» donde la llegada de la red de banda ancha no está ni prevista

Enguera es, junto a Benigànim, la población con más inmuebles sin acceso a banda ancha. | LEVANTE-EMV

La brecha digital comienza a convertirse en un abismo para los habitantes de muchos municipios de la Costera, la Canal y la Vall d’Albaida que, mientras la sociedad se informatiza a pasos agigantados, siguen sin tener acceso a Internet de alta velocidad a las puertas de 2022. Los moradores de 9.746 hogares de estas tres comarcas han vivido un confinamiento que les empujaba a comunicarse y a realizar todos los trámites online sin ningún tipo de cobertura de banda ancha de nueva generación. Si se tienen también en cuenta los negocios y otras edificaciones, un total de 12.166 inmuebles ubicados en 35 municipios del territorio están incluidos en lo que el Ministerio de Transformación Digital denomina «zonas blancas», aquellas en las que la llegada de esa infraestructura de alta velocidad de transmisión sigue siendo una quimera, puesto que no está prevista al menos durante los próximos tres años.

Según la información difundida por el Portal de Banda Ancha que acaba de poner en marcha la Generalitat para facilitar el despliegue de redes en el ámbito rural a los operadores de telecomunicaciones, la Canal de Navarrés es la comarca que tiene más unidades inmobiliarias sin perspectivas de una buena conexión digital al menos hasta 2025 (más de 4.000) en proporción a su número de habitantes. Todas las localidades de este ámbito geográfico cuentan con un número importante de zonas blancas: solo en Enguera se identifican más de un millar de edificaciones sin conexión a banda ancha, una cifra que en Bolbaite se sitúa en 818 construcciones pese a que este municipio suma menos de 1.500 habitantes empadronados. En Anna son casi 300 los inmuebles sin acceso a redes de última generación, por los 309 de Navarrés, los 357 de Chella, los 108 de Bicorp, los 561 de Quesa o los 58 de Millares.

En el conjunto de las tres comarcas, Benigànim es la localidad con un mayor número de viviendas y negocios fuera del área de cobertura de la banda ancha, al contabilizar un total de 1.125. Le siguen en la clasificación Enguera (1.031) e, inmediatamente después, l’Olleria, con 1.031 inmuebles sin conexión a la red que brinda acceso a Internet de alta velocidad a través de múltiples tipos de tecnologías, incluidas la fibra óptica, el servicio móvil o el servicio de conexión por cable y por satélite. En otros municipios de importantes dimensiones también siguen existiendo amplias bolsas de población en la misma situación. En Xàtiva, 532 hogares y un total de 770 inmuebles están inscritos en «zonas blancas», mientras que en Canals son 570 viviendas y 724 edificaciones la que carecen de cobertura. En Ontinyent, la localidad más grande del territorio, en cambio, «solo» quedan 318 edificaciones pendientes ser incluidas en el radio de la banda ancha.

La estadística oficial dice que el 94 % de la población española ya tiene acceso a Internet de alta velocidad, pero cuanto menor es el pueblo y más alejado de los grandes núcleos de habitantes más dificultades para entrar dentro de esa normalidad.

653 inmuebles en Vallada

Es el caso de muchos municipios de la Vall d’Albaida que presentan un elevado número de viviendas sin conexión a banda ancha con arreglo al número de vecinos censados. Ejemplo son Guadassèquies (271), Bellús (245), Beniatjar (241), Benicolet (162), Benissuera (151), Llutxent (251), Albaida (257), Aielo de Malferit (338) o Terrateig (73). Lo mismo ocurre en la Costera con Vallada, con 653 edificaciones en zonas blancas, pero también con Barxeta (238) o l’Alcúdia de Crespins (165).

Las peores conexiones están en la Vall d’Albaida

La Vall d’Albaida es la comarca de la provincia Valencia con más poblaciones cuya totalidad de habitantes no tienen acceso a conexiones de banda ancha. El mapa publicado en el portal de la Generalitat señala en rojo a Bellús, Beniatjar, Ràfol de Salem, Salem, Rugat y Pinet porque se trata de términos municipales donde la cobertura para redes fijas con una velocidad de nueva generación alcanza al 0% de la población. En naranja figuran Quesa, Estubeny o Aielo de Rugat, donde el porcentaje oscila entre el 20 y 30% de habitantes con acceso a Internet de alta velocidad.

Compartir el artículo

stats