Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell inyecta 650.000 euros para mejorar la lucha contra incendios en Ontinyent

La Generalitat abre 17 kilómetros nuevos de cortafuegos, mejora 15 km de pistas forestales y construye un nuevo depósito para prevenir fuegos

La edil Sayo Gandia visita una de las inversiones con el director general de Prevención de Incendios. | LEVANTE-EMV

La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ha reforzado las acciones orientadas a la prevención de incendios en las zonas forestales de Ontinyent con el despliegue de una serie de inversiones que suman 648.741 euros orientadas a la mejora de pistas forestales, la apertura de nuevos cortafuegos y la construcción de depósitos para la extinción.

Todas las intervenciones están contempladas en el marco del Plan de Prevención de Incendios de Ontinyent, una hoja de ruta con cuya aplicación la administración quiere hacer valer la máxima de que los fuegos en las montañas se tienen que apagar en invierno.

La primera de las acciones, ya adjudicada, consiste en la segunda fase de los trabajos de mantenimiento y mejora de 15,2 kilómetrosde de caminos forestales que afectan tanto al término de la capital de la Vall d’Albaida como a otros municipios: son el trazado de Las Chozas-Portichol, que conecta con Vallada y Aielo de Malferit; el Camí de Codolla, que conduce a Fontanars dels Aflorins y el Camí de les Moles. El plazo de ejecución de las obras se estima en unos cuatro meses.

Por otra parte, Agricultura y Desarrollo Rural también ha adjudicado dos proyectos de nueva apertura y adaptación de áreas cortafuegos en terrenos gestionados por la Generalitat. El primero se centra en un tramo de 4 kilómetros en la zona del Torrater, con una inyección de 168.708 euros y un horizonte de 18 meses para terminar la actuación por parte de la empresa pública Vaersa.

El segundo cortafuegos será ejecutado también por esta firma con un presupuesto de 227.849 euros sobre un tramo de 13 kilómetros de longitud ubicado en la zona de la Solana de la superficie forestal de Ontinyent. En este caso, los trabajos se alargarían durante un año aproximadamente, según los cálculos planteados.

Nuevo depósito de prevención

La última intervención incluida en este paquete de obras forestales del gobierno valenciano es la construcción de un depósito antiincendios y el acondicionamiento de accesos para favorecer las labores de extinción de incendios forestales en la provincia de Valencia. En este caso es Tragsa la empresa pública que ya ha completado la actuación, con un desembolso de 184.647 euros.

El director general de Prevención de Incendios de la Generalitat, Diego Marín, estuvo hace unos días visitando esta última instalación y haciendo repaso de las acciones desplegadas específicamente en Ontinyent -que forman parte de proyectos más extensos de carácter autonómico- junto a la regidora de Sostenibilidad. Sayo Gandia hizo hincapié en la importancia de estas inversiones en zonas forestales, que «quizás no son tan visibles como otras pero que son muy necesarias» puesto que, a su juicio, «la prevención es la mejor manera de proteger nuestro patrimonio natural». Gandia agradeció a Marín la «buena respuesta» a las peticiones trasladadas desde al ayuntamiento, así como la «buena sintonía» y la «receptividad» para cuidar el entorno de la localidad.

Compartir el artículo

stats