Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una religiosa profesa sus votos en Benigànim por primera vez en 50 años

La llegada de la nueva monja insufla esperanza a las agustinas en pleno proceso de desaparición y concentración de conventos

La hermana Fabiana, nacida en Brasil, profesará hoy sus votos en el convento de Benigànim. | JUAN ANTONIO BOLUDA

La comunidad de las agustinas descalzas de Benigànim está de enhorabuena. Coincidiendo con la conmemoración de la Inmaculada Concepción, el monasterio de la Beata Inés vive hoy un día especial por su relevancia histórica, social y religiosa con la profesión de votos solemnes de una religiosa que ha decidido vivir, toda su vida, dedicada a la contemplación y a la «intercesión de la humanidad» en este monasterio fundado en 1611 que no acogía ningún acontecimiento similar de nuevo ingreso desde 1972.

Cincuenta años después, la comunidad que en 1645 recibió a la Beata Inés se muestra entusiasmada ante la llegada de la hermana Fabiana del Inmaculado Corazón de María, el nombre religioso de la nueva integrante de la Orden, cuya entrada insufla esperanza respecto a la continuidad tanto de la congregación como de la casa orante en la que se aloja.

Fabiana Souza Duca de Aguiar -nombre de bautismo de la nueva religiosa- nació en Brasil y profesó de joven en las Carmelitas Mensajeras del Espíritu Santo, congregación de vida activa y contemplativa. Quiso el destino que ingresara en dicho instituto el 21 de enero del año 2000, el mismo día en que se conmemora la fiesta de la Beata Inés de Benigànim. Después de sentir «la segunda llamada de Dios», que la conducía a la vida del claustro, la hermana Fabiola conoció a las agustinas descalzas y en la comunidad de esta localidad de la Vall d’Albaida se sumergió en una experiencia que derivó en su toma de hábito y que hoy concluye con su profesión de votos solemnes.

Solo dos comunidades resisten

La gran sequía de vocaciones durante las últimas décadas ha obligado a unirse a unas comunidades religiosas con otras de su misma congregación, dejando muchos conventos vacíos a lo largo de la Comunitat Valenciana. Un claro ejemplo de ello se sitúa en la congregación de las agustinas descalzas que fundó San Juan de Ribera en 1595, cuyo primer monasterio se instauró en Alcoi en 1597. A este le siguieron Dénia, en 1604; València, en 1605; Almansa, en 1609; Benigànim, en 1611; l’Olleria, en 1611; Segorbe, en 1613;  Murcia, en 1616 y Xàbia, en 1663. En la actualidad y tras la supresión de la mayor parte de estos cenobios, la orden ha quedado reducida a tan solo dos conventos, Murcia y Benigànim.

El de la Vall d’Albaida recibió en el año 2009 a las agustinas del monasterio de San José y Santa Ana de l’Olleria. Tres religiosas que tuvieron que dejar la casa tras cuatro siglos para incorporarse a la comunidad del monasterio de la Purísima Concepción y Beata Inés de Benigànim. Cuatro años después, en 2013, las monjas agustinas descalzas del convento del Santo Sepulcro de Alcoi tuvieron que hacer lo propio y abandonar el monasterio con el que San Juan de Ribera había iniciado la fundación de la orden para anexionarse a esta misma comunidad en Benigànim, que de alguna manera había venido siendo el centro espiritual de la Orden, al proceder del mismo las dos beatas agustinas descalzas reconocidas por la Iglesia: Josefa María de Santa Inés (1625-1696) y la mártir Josefa Purificación Masiá Ferragut (1887-1936).

Se podrá seguir por Facebook

La profesión de votos de la hermana Fabiana tendrá lugar en el marco de una solemne eucaristía en la iglesia de la Beata Inés de Benigànim -donde el pasado domingo la congregación inauguró su belén monumental- a las 11.30 horas de hoy. La misa estará presidida por el obispo auxiliar de Valencia, don Arturo Ros, y podrá seguirse en directo por el canal de You Tube y el perfil de Facebook que mantienen las agustinas, acostumbradas a las nuevas tecnologías.

Las nueve religiosas que en la actualidad forman la comunidad de Benigànim aguardan la nueva incorporación con la esperanzapuesta en la llamada a nuevas vocaciones. La de hoy será para ellas «una jornada de gozo y alegría», en la que sus corazones estarán «rebosantes de júbilo». Por ello han querido hacer un llamamiento para invitar a toda la ciudadanía a participar de este «gran acontecimiento».

Compartir el artículo

stats