Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los colegios rurales pierden cuatro veces más alumnado que el resto

La escolarización baja un 6,2 % en los centros de los municipios en riesgo de despoblación de las tres comarcas frente al retroceso global del 1,8 %

Alumnos del CRA «Castell de Carbonera», en Beniatjar, en una imagen de archivo. | PERALES IBORRA

No hay nada como tener una escuela a rebosar de niños como síntoma de salud y supervivencia de un municipio. Los últimos datos de escolarización de la Conselleria de Educación, en cambio, arrojan una realidad preocupante marcada por un fuerte contraste entre los colegios que se emplazan en localidades en riesgo de despoblación y el resto.

En la Costera, la Canal y la Vall d’Albaida, los primeros han perdido casi un 6,2 % de matriculaciones en este curso 2021/2022, un porcentaje cuatro veces superior al retroceso experimentado de media en el conjunto de los centros educativos de las tres comarcas, del 1,8 %. En toda la Comunitat Valenciana, la cifra global de escolarización ha bajado un 2,39%

De las nueve escuelas ubicadas en municipios señalados por la Generalitat por su peligro de desaparición a largo plazo -debido a la concatenación de indicadores demográficos negativos- ocho registran este año menos alumnos que a finales de 2020. Siete de ellas son colegios rurales agrupados (CRA), una fórmula muy arraigada sobre todo en la Vall d’Albaida que permite acoger a niños de Infantil y Primaria en una misma aula y de distintos pueblos ante la dispersión geográfica existente. El ritmo de descenso de matriculados en estos centros es aún mayor y ha alcanzado el 6,5 % en el último año.

La pandemia no ha sentado bien a los colegios de los núcleos menos poblados, a tenor de las estadísticas oficiales. Únicamente el CRA Riu Vernissa, que pese a tener su sede en Llocnou de Sant Jeroni (la Safor) cuenta con un aulario en Benicolet (la Vall), ha crecido este curso con siete alumnos más. En el resto se ha profundizado la tendencia a la pérdida de niños. El que más ha sufrido la caída es el colegio rural «La Costereta» de Llanera de Ranes, con aularios separados en Cerdà-Torrella y la Granja de la Costera. El curso pasado, este centro sumaba 144 niños niños matriculados, 19 más que en este. Un descenso similar se ha registrado en el CRA «Serra del Benicadell». Sus aularios, desperdigados en Montitxelvo, Ràfol de Salem, Salem, Aielo de Rugat, Rugat y Terrateig, han perdido 15 alumnos, un número importante de un curso para otro cuando entre los cinco pueblos suman 144 alumnos. En dos años, tomando como base 2019, el retroceso experimentado en las matriculaciones ha rondado el 13 %, tanto en el CRA Serra del Benicadell como en La Costereta.

Bufali se queda con 11 alumnos

Los centros educativos situados en zonas con riesgo de despoblación de las tres comarcas han perdido este curso un total de 55 alumnos. Los dos únicos colegios públicos no agrupados incluidos en el listado son los de Quesa y Bicorp, ambos situados en la Canal de Navarrés. El primero comenzó este curso con 38 alumnos, cuatro menos que el año pasado, mientras que el segundo cuenta con 17 matriculados, uno menos que en el curso 2020/2021.

El de Bicorp es el segundo centro educativo con menos niños inscritos en el territorio, únicamente por delante de Bufali, que también ha perdido un alumno y se sitúa, con 11, en constante peligro de cierre en caso de que no nazcan más niños. En el CRA Castell de Carbonera, que agrupa a los escolares de Otos y Beniatjar en sendos aularios, son 59 los alumnos apuntados este curso, uno menos que en 2020. En el conjunto de la Costera, la Canal y la Vall, colegios e institutos tienen matriculados a 21.198 estudiantes, 368 menos que hace un año.

Veintidós pueblos excluídos de las ayudas extraescolares

Un total de 22 ayuntamientos de la Costera, la Canal y la ball d’Albaida que optaban a la convocatoria de ayudas de la Diputación de Valencia para financiar actividades extraescolares en municipios de 1.500 habitantes han sido excluidos del reparto de subvenciones al agotarse la partida presupuestaria, por insuficiencia de fondos. Solo nueve consistorio de toda la provincia han resultado beneficiados con los 40.000 euros del programa, entre ellos tres de las tres comarcas: Aielo de Rugat, Bellús y BEnissuera, que suman 11.665 euros de ayudas en total.

Compartir el artículo

stats