Siete contenedores incendiados. Dos turismos afectados por el fuego y doce con los retrovisores rotos. La última noche de la Purísima finalizó en Ontinyent con un reguero de actos vandálicos. Y según ha podido confirmar Levante-EMV, las patrullas identificaron a un varón durante las rondas de vigilancia que se realizaron el pasado martes. Desde entonces, se investiga su posible participación en los hechos. Al carecer de una evidencia clara de su responsabilidad en la primera toma de contacto, los agentes le pidieron los datos personales y descartaron su detención inmediata. Ahora, los investigadores están analizando toda la información recopilada y estudiando su posible participación en los actos vandálicos.

A su vez, la sustitución y adecentamiento de las zonas de contenedores siniestradas costará más de 8.500 euros. Los trabajos para la renovación de los depósitos ya han comenzado.