Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La priora de Benigànim confía en un «renacer de vocaciones» en el convento

Las agustinas muestran una «gran alegría» por la llegada de la nueva religiosa y agradecen la respuesta vecinal

La hermana Fabiana, nacida en Brasil, profesará hoy sus votos en el convento de Benigànim. | JUAN ANTONIO BOLUDA

La profesión de votos solemnes de la primera religiosa que ingresa en el convento de las agustinas descalzas de Benigànim desde 1972 despertó ayer una gran expectación en la localidad. El coro y la banda música participaron en un acontecimiento histórico que -como avanzó ayer este diario- estuvo presidido por el obispo auxiliar de València, Arturo Ros. Muchos vecinos no quisieron perderse la celebración en la iglesia.

La priora del monasterio, la madre Dolores Jiménez, describió la acogida de la hermana Fabiana, de 43 años, como una «enorme alegría» para las nueve religiosas que hasta ahora integraban la comunidad de las agustinas descalzas.

«Ha sido un auténtico regalo del Señor el tener una vocación después de tantos años y ahora, la hermana Fabiana, tras haber estado un tiempo de prueba, profesa los votos solemnes», manifestó la priora a la agencia Avan, con la esperanza puesta en que «ahora vengan más vocaciones», porque, a su juicio, «la vida contemplativa es muy feliz, de entrega con sacrificio y oración por todo el mundo». La madre Dolores aseguró que ha recibido muchas llamadas de los vecinos preguntando por la profesión solemne porque era algo que «nunca habían visto». «Nos dicen que están muy contentos y se sienten muy afortunados de poder presenciarla», remachó la priora.

Compartir el artículo

stats