Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Xàtiva obliga a las naves del polígono a pagar vados tras una inspección

El consistorio ha remitido una carta a las empresas que no abonan la preceptiva tasa, a las que da 15 días para solicitar la reserva del espacio

Naves y vehículos estacionados respetando las entradas en un polígono de Xàtiva, ayer. | PERALES IBORRA

El Ayuntamiento de Xàtiva quiere que las empresas y naves industriales asentadas en los polígonos industriales de la ciudad estén al día en la tasa para la entrada de vehículos y reserva de la vía pública. Para ello, y tras una inspección de actividades que ha revelado que numerosos inmuebles no cuentan con vado, ha remitido una carta a los que no disponen de esta preceptiva reserva de espacio para que en el plazo de 15 días lo soliciten. La medida ha sorprendido a algunos afectados, que han mostrado sus quejas por la medida, por tener que hacer frente a otro impuesto.

La ordenanza fiscal municipal obliga a todos los inmuebles con entrada y salida de vehículos a tener un vado. Pero muchas empresas y naves de los polígonos, donde habitualmente se respeta no aparcar en los accesos, aprovechan esta situación para no abonar la tasa. El concejal de Urbanisme, Ignacio Reig, aludía precisamente a la «picaresca» de muchos «que, pese a que tienen entrada y salida de vehículos, no se dan de alta y no abonan la tasa». Reig manifestaba la «obligación» de contar con el vado en estos casos, así como en otros en los que los propietarios se escudan en algunas situaciones para no solicitarlo, como la existencia de un paso de peatones o que la nave esté en una esquina o zona libre de aparcamiento. «Si tienen entrada y salida de vehículos, aunque haya paso de peatones o esté en una esquina, hay que tener vado, ya que los vehículos acceden por la acera y la tasa es por la reserva de ese espacio para acceder».

Reig apuntaba que la medida puesta en marcha ahora para solicitar a las empresas que dispongan de vado se debe a «la revisión de un inspector de actividades, que periódicamente lleva a cabo estos controles, tanto en los polígonos como en el núcleo urbano». Y añadía que en el caso de los polígonos, «ya se hizo el año pasado y ahora se está avisando a los propietarios». Reig indicó que el consistorio puede realizar de oficio la solicitud y el alta de esta tasa en los casos en los que las empresas o particulares no cumplen, «pero no lo hacemos, avisamos a los afectados».

Las empresas y naves industriales aluden a que durante años «no ha hecho falta tener vado». Algunos lamentan que en algunos tramos «el ayuntamiento no atiende nuestras demandas para colocar elementos disuasorios de velocidad para que no haya tantos accidentes, ya que afirma que la vía es propiedad de otras administraciones, y ahora nos obligan a poner el vado». Reig insistía en que «la propiedad de la vía no tiene nada que ver con la reserva del vado, cuya tasa es por la ocupación de la acera y la reserva de espacio para no estacionar».

Pago por metros de superficie

La tasa para la entrada de vehículos por la acera y la reserva de vía pública se establece en función de los metros que ocupa el espacio de acceso. Algo que también ha suscitado las quejas de los afectados, que señalan que «zonas comerciales donde entran y salen muchos vehículos pagan igual que otros donde solo entran pocos». En ello coincidía el regidor de Urbanisme, que afirmaba que «se paga por metros y ello puede resultar injusto». Ignacio Reig señalaba que desde el consistorio han habido intentos de minimizar esta «desigualdad» y apuntó que se llegó a estudiar una ordenanza que contemplara la tasa en función de si el uso era comunitario o familiar y personal, «pero de momento no se ha hecho».

Compartir el artículo

stats