Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La justicia decidirá si el gobierno de Canals debe recuperar sus retribuciones

La oposición rechaza en bloque que el ayuntamiento se allane en el contencioso abierto a raíz de un recurso contra la retirada de los sueldos

Imagen del pleno extraordinario telemático de ayer. | LEVANTE-EMV

El conflicto enquistado en Canals desde que la oposición se unió para dejar sin sueldo al equipo de gobierno hace nueve meses acabará dirimiéndose en el juzgado. Los regidores no adscritos, junto a los del PSPV y el PP, volvieron a hacer uso ayer de su mayoría en el ayuntamiento para tumbar el último intento articulado desde el ejecutivo para recuperar sus retribuciones por la vía administrativa y con efectos retroactivos.

Ocurrió en un pleno extraordinario convocado expresamente para abordar una propuesta dirigida a dar carpetazo al procedimiento ordinario abierto por el juzgado de lo contencioso nº5 de València a raíz del recurso interpuesto por el gobierno municipal contra la moción que suprimió sus emolumentos, al considerarla ilegal.

La iniciativa buscaba que el ayuntamiento se allanase en dicho proceso con la idea de reponer los salarios, apoyándose en un escrito del letrado defensor de la administración municipal que examinaba la jurisprudencia existente en torno al conflicto y marcaba las directrices más convenientes de actuación. En otras localidades se han anulado acuerdos similares de retirada de sueldo a los alcaldes.

La oposición en bloque de Canals, sin embargo, no dudó ni un momento y votó en contra de la propuesta. Los portavoces del PP, PSPV y de los no adscritos criticaron la convocatoria de un pleno extraordinario que apenas duró media hora para tratar un asunto que se había dictaminado desfavorablemente en la comisión informativa previa. «Es la primera vez que ocurre algo así: no se puede votar en el pleno a favor de un punto sobre el que existe un dictamen contrario anterior», recalca el socialista Antonio Orea. «Seremos respetuosos con lo que diga el tribunal, pero ahora mismo hay problemas mucho más graves y urgentes que seguir hablando del sueldo del equipo de gobierno», sostiene el edil, que recuerda que el consistorio lleva desde 2019 sin aprobar unos presupuestos.

La tránsfuga de Ciudadanos, Celia Bononad, reprochó al ejecutivo de Compromís que en el último pleno extraordinario convocado por la oposición se les echara en cara su coste, de 1.700 euros, cuando el de ayer, a su juicio, era innecesario. Lo mismo indicaron desde el PP.

Compartir el artículo

stats