Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pesar por la muerte a los 47 años del gerente de la ferretería Molina

Los vecinos cuelgan mensajes de recuerdo en la persiana del establecimiento de Xàtiva tras el repentino fallecimiento

Flores y mensajes de duelo en la persiana de la ferretería. | PERALES IBORRA

La repentina muerte de Robert Pla a los 47 años de edad ha generado una honda consternación en Xàtiva, donde era conocido por su vinculación al mundo fallero y por ostentar desde hace 15 años la gerencia de la histórica ferreteria Molina, ubicada en la calle Abu Masaifa. Pla era muy aficionado al deporte. Falleció este domingo mientras practicaba ciclismo, una actividad que le apasionaba.

Transitaba por el puente de la carretera CV-645 que une Xàtiva y Novetlè -junto a la gasolinera de Family Cash- cuando de pronto se sintió indispuesto, en torno a las 10 horas.

Hasta el lugar se desplazaron una ambulancia y varios coches policiales, pero los intentos por reanimarle nada pudieron hacer por salvar su vida, tras ser víctima de un paro cardíaco.

La falla Espanyoleto, a la que pertenecía, se declaró de inmediato de duelo por la pérdida y trasladó todo su apoyo y cariño a la familia y los muchos amigos que tenía Roberto «desde su segunda casa».

También el alcalde de Vallés, José Javier Sisternes, destacó el carácter trabajador, emprendedor, servicial y dispuesto del fallecido, un «vallesí de adopción» por sus lazos con este pequeño pueblo pegado a Xàtiva. Pla siempre participaba, animaban y apoyaba las actividades organizadas en la localidad. El cariño que despertaba el desaparecido pudo comprobarse ayer cuando la persiana bajada de la ferretería en la que trabajaba aparecieron mensajes y flores en su memoria. «Roberto, tus vecinos no te olvidan», se leía en un folio pegado a la valla. Las redes se inundaron ayer de muchos otros escritos similares.

Compartir el artículo

stats