Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Xàtiva multará con hasta 2.000 euros los insultos y el sexismo en las instalaciones deportivas

El nuevo reglamento municipal castiga con la sanción máxima la exhibición de símbolos que inciten el odio o el trato vejatorio a otros usuarios

Una pista deportiva de Xàtiva, en una imagen de archivo. | PERALES IBORRA

El nuevo reglamento de régimen interno que regula el funcionamiento de las instalaciones deportivas pertenecientes al Ayuntamiento de Xàtiva castiga con multas de hasta 2.000 euros los insultos y la exhibición de pancartas, símbolos o elementos que puedan incitar o fomentar los comportamientos sexistas, violentos, xenófobos o racistas, contribuyendo a perturbar la conviencia.

El documento, aprobado de forma inicial en el último pleno municipal y sometido desde ayer a la fase de alegaciones, también tipifica como faltas muy graves el trato vejatorio o el uso de la violencia verbal hacia otros usuarios, espectadores o hacia el personal de los recintos deportivos de la ciudad. Otras conductas que pueden ser objeto de la máxima sanción son el uso inadecuado de las instalaciones, del material o del equipamiento deportivo, así como impedir la utilización de los campos a otros usuarios o introducir en ellos bengalas, petardos explosivos o cualquier otro producto inflamable.

En un escalón inferior, el reglamento castiga con multas de hasta 1.000 euros las faltas graves, entre las que se incluyen el deterioro de los equipamientos y las infraestructuras, el hecho de no respetar los horarios y el funcionamiento de los servicios deportivos municipales o el incumplimiento de la normativa vigente en lo que se refiere al consumo de tabaco, alcohol y estupefacientes. Otras conductas sancionadas en esta categoría son el impago de la tarifa correspondiente para hacer uso de las instalaciones, el acceso a las mismas con animales (excepto en los casos previstos legalmente) o impartir clases deportivas sin la autorización pertinente, junto con la realización de cualquier otra actividad económica lucrativa. También son faltas graves introducir mobiliario sin autorización en las canchas, efectuar reportajes fotográficos o de video sin autorización expresa o que un usuario no comunique a los responsables del recinto que padece una enfermedad contagiosa (como por ejemplo el coronavirus) que pueda afectar a terceros.

Veto a los infractores

El régimen sancionador de la normativa contempla 14 infracciones leves que pueden costar a los deportistas multas de hasta 500 euros si usan las instalaciones sin la indumentaria apropiada, si utilizan reproductores de música sin auriculares, si lanzan basura fuera de las papeleras, si comen fuera de las zonas habilitadas, si no atienden a las indicaciones del personal municipal o si brindan un «trato inadecuado» a otros usuarios. El consistorio advierte de que las sanciones económicas podrán sustituirse por medidas alternativas consistentes en impedir el acceso de los infractores a las instalaciones deportivas municipales en un periodo de tiempo que podría oscilar entre un mes y tres años en función de la intencionalidad, la naturaleza de los perjuicios causados y la reincidencia.

Con el reglamento, la corporación municipal persigue garantizar el derecho de los usuarios de todos los espacios públicos de Xàtiva dedicados a la práctica del deporte y la actividad física y fijar sus obligaciones o deberes para mejorar el funcionamiento del servicio y fomentar la convivencia.

Compartir el artículo

stats