Efectivos del parque de bomberos de Ontinyent intervinieron el pasado domingo en dos incendios declarados en dos casas abandonadas del municipio. 

El primero de los siniestros tuvo lugar sobre las ocho de la tarde en un inmueble ubicado en el carrer Sant Ignasi. Las fuentes consultadas confirmaron que el foco se generó en una pila de restos acumulada en el inmueble.

Una patrulla de la Policía Local también acudió al lugar de los hechos y colaboró con los bomberos para que pudieran acceder a la zona sin problemas. 

A su vez, los agentes también contactaron con la persona que dio el aviso para confirmar si había visto a alguien en las inmediaciones del lugar en el que se declararon las llamas. 

El incendio fue finalmente extinguido sobre las 20:50 de la tarde y la casa afectada se quedó acotada con cinta policial. Técnicos del ayuntamiento supervisarán durante la presente semana la afección de la estructura, por si podría ocasionar algún tipo de peligro en la vía pública.

Tercera planta y techo 

El otro suceso también tuvo lugar en el barrio de Poble Nou, casi dos horas después. Este foco se originó en una vivienda abandonada en mal estado en el carrer del Barranquet sobre las diez de la noche. La residencia tiene tres alturas y las llamas se localizaron en la planta superior y el tejado. Otra patrulla de la Policía Local de Ontinyent se traslado hasta el lugar y el fuego quedó apagado sobre las once y cuarto de la noche. 

Vuelo con dron

Desde el Consorci de Bombers solicitaron una revisión de los inmuebles con uno de los drones de los que dispone en la actualidad la Policía Local de la capital de la Vall d’Albaida. 

Así, se analizó desde el aire la posible afección de las dos estructuras una vez extinguidos los dos focos principales. 

Ambos episodios tuvieron lugar en un intervalo de dos horas, entre las ocho de la tarde y las diez de la noche de una misma jornada. Y los escenarios guardan muchas semejanzas así como el posible origen intencionado. 

El segundo de los focos no se pudo dar por finalizado hasta las 23.15 horas de la noche. Técnicos especializados ya investigan las causas de lo sucedido y no se descarta que se traten de episodios relacionados entre sí, aunque esta hipótesis aún no ha sido confirmada oficialmente.

Identificado por montar una barbacoa en la calle

Ocurrió el pasado once de enero en Ontinyent. Un vecino de la localidad avisó a la Policía Local de forma anónima sobre la realización de una barbacoa en la vía pública. Los hechos tuvieron lugar en la calle Cordellat. Una patrulla acudió hasta el lugar anunciado y se encontró con los restos de lo sucedido, pudiendo identificar al responsable, que también acabó denunciado por su comportamiento: «Se mostró muy alterado y acabó dándole golpes a la barbacoa»