Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una nueva vida para el barrio medieval de Bocairent

El municipio encara la última fase de un proyecto de intervenciones que se remonta a hace 20 años

La zona del Jardí de la Torre dels Portuguesos, en obras en el barrio medieval de Bocairent. | PERALES IBORRA

El barrio medieval de Bocairent es una de las «joyas» de la localidad, un casco antiguo poblado de elementos patrimoniales y arquitectónicos de gran valor, que llevaron a declararlo conjunto histórico-artístico nacional. El barrio es, además, uno de los principales atractivos de la población, que seduce anualmente a miles de visitantes, pero que también ha requerido y requiere de intervenciones para garantizar su adecuada adecuación y conservación.

Uno de los grandes proyectos, la rehabilitación integral de los espacios públicos, lo inició la Generalitat a finales de los años 90, tras la reivindicación del municipio para actuar en el histórico barrio. La envergadura del proyecto llevó a ejecutarlo en varias fases, que se han alargado durante más de 20 años y que culminarán ahora con la última de ellas, centrada en la reurbanización de la calle Baixada del Tint, una vía perimetral del barrio medieval, situada junto a la Torre dels Portuguesos y los restos de la antigua muralla.

El Consell acaba de aprobar el convenio entre el consistorio y la Conselleria d’Habitatge i Arquitectura Bioclimàtica por el cual el departamento autonómico invertirá 300.000 euros en la reurbanización de una zona que precisa de una intervención urgente ante la degradación que presenta. Un deficiente estado, tanto para el paso de viandantes como del tráfico rodado, que se ha agravado con las obras que se están acometiendo actualmente en otra fase del proyecto de rehabilitación integral, en la calle Mossén Hilari y el Jardí de la Torre dels Portuguesos.

«Salda una deuda con el barrio»

La maquinaria que trabaja en estas obras cruza por Baixada del Tint, muy próxima al lugar de la actuación en marcha, que comenzó en abril del año pasado con otra inversión de Habitatge, de 495.900 euros. La actuación en Baixada del Tint incluye la reurbanización de la vía con la restauración y sustitución del solado, la rehabilitación parcial de los muros de mampostería de cierre de algunos huertos, la reparación parcial y el saneado de algunos muros de contención de piedra de mampostería y la sustitución parcial de las protecciones de madera. Además, se instalará una barandilla metálica en algunos puntos de acceso complicado y se mejorará la iluminación.

La adecuación de Baixada del Tint hasta la calle Muret y la conexión con Mossén Hilari es una actuación «importantísima» para Bocairent, no solo porque culmina la rehabilitación del histórico enclave, sino porque «salda una deuda con el barrio medieval y da respuesta a las necesidades de la zona en la adecuación de los espacios públicos», manifiesta el alcalde, Xavier Molina. El primer edil resalta que «por fin la Generalitat cumple con Bocairent». «Esta legislatura se han llevado a cabo las actuaciones pendientes para finalizar un proyecto largamente reivindicado y al que la administración autonómica se comprometió hace años», añade el mandatario.

La obra ahora prevista da continuidad a la intervención ejecutadaa través del proyecto aprobado en 1997 por el Consell con el objetivo de frenar el deterioro y la degradación del barrio medieval, «contribuyendo a la revitalización de la economía de esta parte de la ciudad», recalcaban desde la conselleria. El objetivo de la iniciativa es que el casco histórico «sea un espacio vivo, capaz de albergar las funciones propias de una vida urbana en condiciones».

La primera fase de la obra contó con más de 261.000 euros mientras que en la segunda se invirtieron 2,7 millones de euros. Con las sucesivas fases de rehabilitación integral, el Consell ha invertido más de cuatro millones de euros en el barrio medieval de Bocairent.

Compartir el artículo

stats