Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Síndic alerta de falta de educadores para alumnos con necesidades en Ontinyent

La entidad incluye al CEIP La Solana en una queja sobre la carencia de recursos en centros valencianos y pide que se cubran las bajas y vacantes

Entrada al colegio La Solana de Ontinyent, en una imagen de archivo. | PERALES IBORRA

El Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana ha advertido de la falta de educadores para alumnos con necesidades específicas en el CEIP La Solana de Ontinyent. El defensor valenciano presentó, de oficio, una queja para investigar y supervisar la falta de recursos de apoyo al alumnado con necesidades específicas en varios centros docentes de Callosa de Segura, Torrevieja y también el de la capital de la Vall d’Albaida, alertando de la falta de cobertura de puestos de trabajo de personal docente de apoyo —cuerpo de maestros de las especialidades de Pedagogia Terapèutica y Audició i Llenguatge— así como el personal no docente de atención educativa —personal educador de educación especial y fisioterapeutas—.

El Síndic, Ángel Luna, pidió a las conselleries de Educació y Justícia informes detallados con información sobre cuestiones como la relación de plazas y recursos de apoyo por centro sin cubrir por bajas o ausencia del personal titular; así como las plazas que preveían crear para el presente curso académico y el alumnado al que atenderá. También reclamaba a las dos administraciones las causas que han justificado que no se hayan cubierto las plazas y las medidas adoptadas, ante ello, para prestar los servicios de apoyo a los alumnos con necesidades educativas especiales, hasta que se cubran las plazas.

El personal renuncia a los puestos

La Conselleria d’Educació remitió el pasado 21 de diciembre un informe en el que señalaba que en el caso del CEIP La Solana, la escuela de Ontinyent cuenta con dos educadores de pedagogía terapéutica y uno de audición y lenguaje, y añadía que las causas que han motivado la no cobertura de vacantes hasta el momento se debe a que, generalmente, el personal integrado en las bolsas de trabajo, «renuncia a los puestos vacantes por la distancia del lugar de trabajo» o «porque se encuentran en situación laboral activa». Añaden que, ante ello, «hay que convocar nuevos actos de adjudicaciones, lo que se traduce en la demora de la cobertura de plazas», y que los centros educativos, mientras tanto, «reorganizan los recursos existentes y las horas disponibles del profesorado» para atender al alumnado.

Por su parte, la Conselleria de Justícia presentó su informe el 28 de diciembre pasado y en el mismo indicaba que el Consell modificó las adscripciones de los puestos de educadores de educación especial adscritos a centros escolares y se les asignó una área geográfica comarcal de actuación, y que en el caso del área de Ontinyent había nueve puestos adscritos, aunque reconocía que «no se dispone de información relativa a la adscripción de estos puestos en el actual curso escolar dentro del área docente de actuación».

Tras estos informes de respuesta de las conselleries, Luna considera que las demoras en la cobertura de estas plazas «generan situaciones de mayor vulnerabilidad y desigualdad en el acceso a la educación» de estos alumnos. Por ello, insta a Educació y a Justícia a que cubran, lo antes posible, las bajas existentes y recomienda a las dos conselleries que constituyan un grupo de trabajo entre representantes de ambas áreas para elaborar y aprobar un procedimiento «más ágil y flexible» para crear plazas y gestionar las bolsas de trabajo, con el fin de dar cobertura a las bajas y a las vacantes «en el menor tiempo posible».

Afea a las consellerias que «no dan respuesta a informaciones concretas»

Ante la queja abierta de oficio por el Síndic de Greuges, las dos conselleries implicadas, Educació y Justícia, presentaron sendos informes de respuesta. Pero Ángel Luna afea a las dos áreas que «no han dado respuesta a la mayoría de las peticiones concretas de información del Síndic» y que «se limitan a informar genéricamente». Señala que ni Educació ni Justícia «reseñan las bajas existentes en los centros, ni la previsión temporal para cubrirlos, o bien si existe voluntad de crear nuevas plazas de apoyo». El Síndic apunta los perjuicios a los menores con discapacidad o diversas patologías graves y crónicas, e insta a la administración autonómica a dar respuesta «adecuada y coordinada» a las necesidades específicas de estos alumnos y dotar a los centros de estos recursos «durante toda la jornada lectiva».

Compartir el artículo

stats