Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antifraude ve irregularidades en los procesos de selección de dos técnicos en Albaida

La investigación cuestiona el extravío de los exámenes de la plaza que ganó la pareja del secretario del tribunal y que se conociera la identidad de los aspirantes

Antifraude ve irregularidades en los procesos de selección de dos técnicos en Albaida

La Agencia Antifraude ha señalado diversas irregularidades en los procesos selectivos promovidos por el Ayuntamiento de Albaida para cubrir dos plazas interinas de arquitecto y auxiliar informático en 2016. Una denuncia anónima sacó a relucir posibles anomalías, indicando que los candidatos que fueron nombrados tras ganar sendos concursos mantenían relaciones sentimentales con dos funcionarios del consistorio, uno de los cuales ejerció como secretario del tribunal evaluador.

Tras abrir una investigación para esclarecer los hechos, Antifraude concluye que este último trabajador, a la sazón jefe del departamento de Administración General, era el responsable de custodiar y archivar los exámenes de los procesos. Sin embargo, cuando la Agencia pidió tener acceso a las pruebas escritas de la plaza de arquitecta técnica municipal que ganó la pareja de éste, en el marco de las pesquisas iniciadas, la respuesta del consistorio de Albaida fue que dichos documentos no se encontraban en ningún sitio, que se habían extraviado y que no era posible identificar quién era el responsable de guardarlos.

Esta es una de las disfuncionalidades en las que pone el foco el órgano independiente. La otra tiene que ver con el hecho de que el ayuntamiento no garantizó el anonimato de los aspirantes a las plazas, una cuestión de obligado cumplimiento que, según Antifraude, podría ser una causa de anulabilidad de los nombramientos. El informe de la Agencia autonómica también cuestiona que el citado secretario del tribunal no manifestara un posible conflicto de intereses en el proceso de selección de la plaza de arquitecta técnica, si bien no se ha acreditado la citada incompatibilidad ni que en ese momento ambos mantuvieran una relación sentimental. La candidata fue la única que aprobó el examen y ya trabajaba para el consistorio con anterioridad.

Recomendaciones

La resolución de Antifraude insta al Ayuntamiento de Albaida a que elabore una instrucción interna de buenas prácticas aplicable a los procesos selectivos para regular la composición de los tribunales y las causas de abstención y recusación, con tal de evitar que se repitan irregularidades como las detectadas. El organismo sostiene que debería exigirse a todos los miembros del tribunal una declaración jurada expresa y por escrito de la ausencia de conflictos de interés, circunstancia que no se dio con las coberturas denunciadas.

El ente también emplaza a la adminsitración local a que se asegure de que el desarrollo y la corrección de los exámenes de selección se desarrollan de manera anónima. En su defensa, la corporación municipal recalcó que, en el caso de la cobertura de la plaza de auxiliar informático, solo se presentó una persona, por lo que la anonimato carecía de sentido. El ganador de la misma había recibido varios contratos de servicios informáticos con carácter previo, pero la investigación tampoco ha demostrado que se produjeran filtraciones de exámenes o que las bases de la convocatoria estuvieran hechas «ad hoc» para el aspirante, como aseguraba la denuncia anónima.

La Agencia Antifraude ha concedido un plazo de un mes para que el consistorio presente un plan con los términos y las personas responsables de las actuaciones a llevar a cabo para subsanar las deficiencias o un escrito con las razones que le impiden adoptar las medidas propuestas. Las instrucciones internas aprobadas deberían ser remitidas en el plazo máximo de tres meses al organismo, que en caso contrario advierte de que «se hará constar en la Memoria anual o en un informe extraordinario a las Corts».

El alcalde defiende los nombramientos e invita a acudir a los tribunales

El alcalde de Albaida, Josep Albert, se muestra tranquilo ante la resolución de Antifraude porque los procesos de selección «se hicieron de forma adecuada». Albert recalca que el consistorio ha colaborado aportando toda la documentación requerida e invita a acudir a los tribunales si existen dudas. «Respeto a la Agencia, pero no son nadie para decir si un proceso se ha hecho adecuadamente: eso lo tienen que hacer los jueces». El alcalde defiende a los técnicos municipales y garantiza que su manera de proceder fue correcta y ajustada a la legalidad.

Compartir el artículo

stats