Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

L'Alcúdia de Crespins apuesta por el peatón con la pacificación del tráfico en varias calles

Invierte 175.000 euros en una intervención en la que creará una glorieta, habilitará reductores de velocidad y mejorará la accesibilidad del entorno

Una de las vías de acceso a l'Alcúdia de Crespins

L’Alcúdia de Crespins apuesta por dar preferencia al peatón frente a los vehículos, y con este objetivo el ayuntamiento invertirá 175.000 euros en la pacificación del tráfico en la avenida 9 d’Octubre y las calles 8 de Març y 25 d’Abril. Se trata de una zona muy transitada, ya que es la que conecta el núcleo urbano de la localidad con la vecina Canals, y con la actuación prevista se da continuidad a la intervención ejecutada tiempo atrás en el entorno de la estación de ferrocarril, una obra en la que se construyó el paso inferior para mejorar la conexión entre los dos municipios, así como para desviar el tráfico por el nuevo paso creado y liberar de coches otras arterias del centro urbano.

El proyecto de pacificación contempla la construcción de una glorieta en la intersección entre las calles 8 de Març, 25 d’Abril, Cor de Jesús y el vial (paso inferior) de comunicación con Canals. También se implantarán reductores de velocidad, con la incorporación de pasos elevados, se habilitarán más pasos de peatones y se creará una mediana para incidir en la reducción de la velocidad. La avenida 9 d’Octubre es uno de los ejes vertebradores de l’Alcúdia de Crespins, una vía que acoge comercios, el centro de salud, un supermercado, y por la que también hay que cruzar para ir al colegio y el instituto del pueblo.

La actuación prevista también contempla la ejecución de un nuevo sistema de drenaje mediante un sistema de bombeo en el punto bajo del paso inferior, según detalla la memoria del proyecto, con el fin de solucionar las deficiencias que presenta este paso inferior, que se anega con facilidad en episodios de lluvias intensas.

El proyecto de pacificación en este enclave que conecta l’Alcúdia de Crespins con Canals forma parte del Pla de Mobilitat Urbana Sostenible (PMUS) en el que trabaja el consistorio. El alcalde, Pepe Garrigós, exponía ayer que el consistorio viene implementando medidas de pacificación desde 2015, cuando accedieron al gobierno, “con la limitación de la velocidad a 30 kilómetros por hora o 20 km por hora en algunas calles, y contemplamos también establecer un límite de 30 km hora en todo el casco urbano”. Garrigós, que es también concejal de Mobilitat y Seguretat Ciutadana, afirmaba ayer que “el objetivo que nos hemos marcado es que las personas, los peatones, tengan preferencia sobre el coche, y en ese sentido trabajamos en acciones para que la prioridad del peatón sea una realidad”.

El coste de la intervención, 175.000 euros en la licitación, será sufragado con una subvención de la Diputació de València, que, através del Pla d’Inversió costeará la totalidad de la actuación.

Despiece. Instalan dos radares para controlar la velocidad en los accesos a la población

El Ayuntamiento de l’Alcúdia de Crespins ha instalado dos radares “pedagógicos” en los accesos a la población con el objetivo de controlar la velocidad y, con ello, garantizar la seguridad viaria. Estos radares, que emiten la señal en rojo cuando el vehículo excede la velocidad máxima permitida y en verde cuando circulan a la correcta, miden e informan de la velocidad, pero no sancionarán, ya que la finalidad de los mismos es “concienciar a los conductores de la velocidad en la que están circulando para que la diminuyan y, al mismo tiempo, recoger datos de los comportamientos en los puntos elegidos”, afirmaba ayer el alcalde y concejal de Seguretat Ciutadana, Pepe Garrigós. El primer edil añadía que estos radares “pedagógicos” tienen “un impacto psicológico inmediato en los conductores para que reduzcan la velocidad, evitando accidentes de circulación, ya que se reduce hasta un 25% la velocidad de los vehículos en los tramos en los que están instalados”. Desde el consistorio remarcan que con estos radares, l’Alcúdia de Crespins se sitúa como “una de las pocas de España” que cuentan con un sistema de control de velocidad mediante paneles informativos con código de colores.

Compartir el artículo

stats