Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos nuevos muertos empañan la primera bajada de contagios tras la sexta ola

Las tres comarcas reducen los positivos en 371 y dejan los casos activos ligeramente por encima de los 8.000. Los dos nuevos fallecimientos se han registrado en Ontinyent y Enguera

Clientes en una terraza de la Albereda de Xàtiva, días atrás

Los contagios de covid se contraen o, al menos, dan una tregua de momento en esta sexta ola. La actualización de datos ofrecida ayer por Sanitat revela un descenso de los positivos en la Costera, la Canal de Navarrés y la Vall d’Albaida, con 371 casos activos menos que dejan la cifra actual ligeramente por encima de los 8.000 infectados (8.018). Las tres comarcas atajan la expansión del virus, aunque la mayor contención la anota la Costera, que reduce en 272 las infecciones, dejándolas en las 3.318 actuales. La Canal reduce los positivos en 71, hasta los 644; y en la Vall hay 28 infectados menos, 4.056 ahora. El reverso de esta reducción de casos es que el territorio registra dos nuevos fallecimientos por covid que elevan los decesos desde el inicio de la pandemia a 267. Una de las muertes se ha producido en Enguera, donde son 5 las personas que han perdido la vida por el virus; y la otra en Ontinyent, donde son 48 los fallecidos.

Ontinyent es la única de las tres comarcas donde el ritmo de contagios sigue en aumento, aunque de manera más moderada. Ayer anotaba 41 positivos nuevos, 1.546 en total. En Xàtiva bajan en 174 hasta los 1.236; y Enguera desactiva ocho casos y se queda con 156.

En la Costera, la rebaja de casos de la ciudad cabecera empuja el descenso registrado, aunque también son destacables la reducción de 71 positivos en l’Alcúdia de Crespins, que se queda con 231; los 27 menos de la Llosa de Ranes, que totaliza ahora 167 positivos; mientras que el Genovés tiene 14 infectados menos, 133 ahora. En Rotglà i Corberà se reducen a 46 las personas con el virus (-13); en Vallada a 115 (-11); en Montesa a 49 (-7); y en Barxeta a 69 (-3). Llanera de Ranes desactiva un caso (38) y Llocnou d’en Fenollet dos (36). Vallés, que ha registrado los primeros casos de covid-19 en toda la pandemia en esta sexta ola, ha quedado libre del virus, de momento, al desactivar al positivo que tenía. Por contra, Canals sigue incrementando la curva de contagios y los 33 nuevos detectados ayer elevan a 802 los positivos. La Font de la Figuera tiene diez infecciones más, 145; y Moixent suma cuatro contagios, 212.

En la Vall d’Albaida el mayor descenso de contagios lo registra Benigànim, donde los 59 casos desactivados dejan la cifra actual en 317. En Alfarrasí y Atzeneta d’Albaida disminuyen en 14 los positivos y cada localidad cuenta con una cincuentena ahora; Albaida reduce en 11 los contagiados hasta los 410; en el Palomar hay ocho menos, 15; y en Agullent, siete menos, 90. También disminuyen los positivos en Quatretonda, 5 menos que dejan los activos en 165; en el Ràfol de Salem hay 5 infectados, cuatro menos que en la anterior actualización, los mismos que reduce Montitxelvo, que tiene ahora 6. Guadasséquies desactiva dos casos y se queda con 9; y Fontanars dels Alforins y Otos desactivan un caso cada uno y totalizan 25 y 15, respectivamente. Por su parte, Aielo de Malferit suma 18 positivos nuevos que elevan los activos a 189; Castelló de Rugat tiene 14 más, 193 ahora; y Bocairent 11 positivos nuevos, 164. En Beniatjar crecen en siete los contagios (23), en la Pobla del Duc hay tres más (74), en Rugat dos más (3) y l’Olleria tiene un infectado más, 426 en total.

La contracción del virus también se traslada al Departament de Salut Xàtiva-Ontinyent, que ayer reducía en 485 los contagios por covid, aunque la cifra sigue elevada, con 8.906 positivos tras la actualización de ayer. El departamento y las tres comarcas registran la primera rebaja de casos activos en esta sexta ola. Además, el territorio ha ido sumando contagios desde mediados del pasado mes de octubre, aunque entonces la cifra era mucho menor. El pasado 19 de octubre las tres comarcas registraban apenas 34 positivos, muy lejos de los más de 8.000 de ahora, ya que entonces aún no había llegado la variante ómicron, que ha disparado los contagios y la velocidad de propagación del virus. Tras la reducción de infecciones ayer, la sexta ola parece que comienza a doblegar la curva.

Compartir el artículo

stats