Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Intervienen en el palacio de la calle Montcada tras tres meses con la acera cortada

La propiedad inicia las obras para reparar los desperfectos después de los requerimientos del Ayuntamiento de Xàtiva a raíz de un derrumbe

Material de obra a las puertas de la casa señorial de la calle Montcada, ayer. | PERALES IBORRA

Tres meses después de los derrumbes detectados en la parte trasera del inmueble que obligaron a cortar un tramo de acera de la calle Montcada de Xàtiva al paso de los viandantes, los obreros ya trabajan en el interior del palacio gótico que albergó la bodega Llopis para reparar los desperfectos que afectan a la estructura.

La propiedad, que permanece abandonada desde hace 40 años, presentó un proyecto de intervención tras los requerimientos del ayuntamiento para eliminar el riesgo de nuevos desprendimientos y asegurar la estabilidad de la histórica casa señorial. La actuación se ha retrasado por los trámites que comporta, puesto que a la redacción de la obra se suma el obligado visto bueno de la Comisión Mixta de Patrimonio -al ubicarse el edificio en una zona de máxima protección del casco antiguo- y la concesión de la oportuna licencia.

En la casa número 26 de la calle Montcada, el consistorio detectó unos importantes boquetes en la cubierta gracias al uso del dron utilizado para revisar el estado de los inmuebles del centro histórico. Además, los vecinos de la calle Farjas -ubicada en la parte trasera del palacio- alertaron del último derrumbe escuchado en su interior. La corporación tramitó varias notificaciones para obligar a los propietarios a actuar, que al final han surgido efecto. En otros inmuebles cercanos en manos de los bancos, la propiedad se desentiende y prefiere pagar las multas. El edificio ocupa una superficie de 1.248 metros cuadrados y se encuentra en el mercado: su precio se ha reducido un 87 % desde 2018. Hace años ya fue sometido a un lavado de cara en la fachada. Aunque ha habido interesados en adquirirlo, por el momento no se logra darle salida.

Compartir el artículo

stats