Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Formación contra la brecha digital en 11 localidades en riesgo de despoblación

Más de un centenar de vecinos de las tres comarcas completan los primeros cursos del programa piloto

Un usuario aprende a manejar un ordenador. | LEVANTE-EMV

Alrededor de 110 vecinos de once municipios en peligro de despoblación de la Costera, la Canal y la Vall d’Albaida han completado los cursos de formación encaminados a acabar con la brecha digital en el mundo rural en el marco del programa piloto activado en 2021 por el Consell. El dato lo ha dado a conocer la agencia Avant, que participa en la iniciativa junto a la Conselleria de Innovación y la FVMP.

El proyecto, que este año se ha reforzado para ampliar el radio de población que abarca, brinda conocimientos en materia de alfabetización digital y acerca nuevos conocimientos sobre todo a las personas mayores para que la comunicación electrónica con la administración o con la banca no resulte una frustrante quimera. Otros cursos abordan el uso de las redes sociales o cuestiones relacionadas con los negocios a través de clases presenciales y online que, de momento, se han llevado a cabo ya en Quesa, Bicorp, Estubeny, Vallés, Aielo de Rugat, Terrateig, Carrícola, Beniatjar, Pinet, Otos y Carrícola. Este año se han sumado ya nuevas poblaciones.

Contra la exclusión financiera

La directora de la Agencia Valenciana antidespoblación, Jeanette Segarra, subraya la «importancia» de esta acción en el mundo rural y hace hincapié en que la media de las personas que están recibiendo la formación ronda los 65 años. La iniciativa es complementaria a los 16 nuevos cajeros automáticos cuya instalación está prevista en otras tantas localidades de la Costera, la Canal y la Vall d’Albaida para combatir la exclusión financiera, con una inversión de 58.000 euros por máquina. «Es una medida pionera en España con la que el Consell se anticipó a la solución de un problema del que ahora se está hablando mucho», subraya Segarra.

La directora de Avant también apunta al despliegue de la fibra óptica en la Vall, que está llegando a pueblos con muy pocos habitantes como Rugat, Pinet o Salem, gracias a una serie de inversiones que la Generalitar ha ayudado a articular junto al ministerio. «La fibra llegará a todos los pueblos, por pequeños que sean», afirma Segarra.

Compartir el artículo

stats